Skip directly to search Skip directly to A to Z list Skip directly to navigation Skip directly to page options Skip directly to site content

"Preparación para la temporada de viajes": Cómo los médicos pueden garantizar que sus pacientes cuenten con los conocimientos necesarios sobre la prevención del zika.

This information is for historic and reference purposes only.  Content has not been updated since the last reviewed date at the bottom of this page.

Moderadora: Marcy Friedman

Presentadores: Mary Tanner, MD, FAAP; Allison Taylor Walker PhD, MPH

Fecha/Hora: 8 de diciembre del 2016, 2:00 p.m. – 3:00 p.m., hora del este


Coordinadora a Amber: Bienvenidos y gracias por esperar. En este momento, los participantes estarán en el modo escucha solamente, hasta que comience la sesión de conferencia de hoy. En ese momento, si desean hacer alguna pregunta deben presionar Asterisco 1. La conferencia de hoy se está grabando. Si tienen alguna objeción pueden desconectarse en este momento. Ahora, me gustaría cederle la palabra a la anfitriona, la señora Marcy Friedman. Puede comenzar, Sra.

Marcy Friedman: Gracias, Amber. Buenas tardes. Mi nombre es Marcy Friedman y represento a la Actividad de Comunicación y Alcance Clínico, COCA, de la División de Comunicación de Riesgos de Emergencia de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Me complace darles a todos la bienvenida a la llamada de la COCA de hoy, “Preparación para la temporada de viajes“: Cómo los médicos pueden garantizar que sus pacientes cuenten con los conocimientos necesarios sobre la prevención del zika. Puede participar en la presentación de hoy mediante audio únicamente, a través del seminario virtual, o puede descargar las diapositivas si no puede acceder al seminario. Las diapositivas de PowerPoint y el enlace al seminario virtual se encuentran en la página web de la COCA en emergency.cdc.gov/coca. Esta llamada de la COCA ofrece educación continua gratuita. Al final de la llamada recibirá instrucciones acerca de cómo ganar créditos de educación continua.

Los CDC, nuestros planificadores, presentadores y sus cónyuges y parejas desean divulgar que no tienen intereses financieros ni otro tipo de relación con los fabricantes de productos comerciales, proveedores de servicios comerciales ni colaboradores comerciales. Los planificadores revisaron el contenido para garantizar que no haya sesgo. Esta presentación no incluirá ningún debate del uso sin etiquetas de un producto o de un producto bajo investigación.

Al final de la presentación tendrán la oportunidad de hacer preguntas a los presentadores. Si disca asterisco 1 en el teléfono, se pondrá en la fila para hacer su pregunta. Puede enviar las preguntas a través del sistema de seminario virtual en cualquier momento durante la presentación. Para ello, seleccione la pestaña de Preguntas y respuestas en la parte superior de la pantalla del seminario virtual y escriba su pregunta. Las preguntas son solo para los médicos clínicos que deseen obtener información sobre la infección por el virus del Zika. Los medios de comunicación pueden contactar con el departamento de relaciones con los medios de los CDC, a través del 404-639-3286 o enviar un email a media@cdc.gov. Si usted es paciente, refiérale sus preguntas a su proveedor de atención médica.

Al finalizar la sesión de hoy el participante podrá describir las directrices más actualizadas para los viajeros que visitan áreas con transmisión activa del zika y diferenciar entre los países con áreas epidémicas y endémicas de zika; aconsejar a los pacientes que están pensando en viajar o van a viajar a estas áreas considerando el posible riesgo asociado al zika con el viaje y las medidas de protección que pueden tomar antes, durante y después del viaje. Además, al final de la sesión de hoy, los participantes podrán aplicar los algoritmos de las pruebas de laboratorio del zika de los CDC cuando se determina qué pacientes con historial de viajes relevante, posible exposición al virus del Zika o síntomas del zika deben someterse a las pruebas. Y también establecer recomendaciones para viajeros que regresan de áreas con transmisión activa del zika para para prevenir la transmisión posterior del zika.

Nuestra primera presentadora es la Dra. Mary Tanner. La Dra. Tanner es funcionaria del Servicio de Inteligencia Epidemiológica en la División de Prevención de VIH/SIDA en el Centro Nacional de Prevención del VIH/SIDA, de la Hepatitis Viral, las ETS y la Tuberculosis en los CDC. Obtuvo su doctorado en Medicina de la University of Missouri, Columbia; finalizó su beca de capacitación en enfermedades infecciosas en niños en St. Jude´s Children´s Research Hospital en Memphis, Tennessee; y completó su residencia en Pediatría General en Children’s Mercy Hospital and Clinics en Kansas City, Missouri. La Dra. Tanner tiene certificación en Pediatría.

Nuestra segunda presentadora es la Dra. Allison Taylor Walker. La Dra. Walker asistió a Northwestern University, completó una maestría en Salud Pública en Emory University y tiene un doctorado en Epidemiología y Control de Enfermedades Globales de Johns Hopkins University. Comenzó a trabajar en los CDC en el 2005, y ha trabajado en casi todos los continentes para programas de salud globales de los CDC. Su trabajo incluye desempeñarse como experta de los CDC para la erradicación de la polio en el Cuerno de África, realizar investigaciones en el campo de la tuberculosis global resistente a múltiples fármacos, estudiar la transmisión de esta enfermedad y la respuesta a enfermedades globales transmitidas por el agua y estar a cargo del equipo de epidemiología del Grupo Operativo para la Salud de los Viajeros en respuesta al zika. En la actualidad, Allison es epidemióloga sénior del Equipo de Vigilancia y Epidemiología en la División de Salud de los Viajeros.

Ahora, demos la bienvenida a la Dra. Tanner.

Dra. Mary Tanner: Hola, mi nombre es Mary Tanner. Soy funcionaria del Servicio de Inteligencia Epidemiológica de los CDC y he trabajado en la respuesta al virus del Zika de los CDC en el Centro de Operaciones de Emergencia o EOC. Mi parte en la presentación de hoy se centrará en temas relacionados con el virus del Zika y el embarazo. Los objetivos incluyen revisar las recomendaciones previas a un viaje para hombres y mujeres en edad reproductiva, mujeres embarazadas, y mujeres que están evaluando la posibilidad de buscar un embarazo y planean viajar a áreas con transmisión activa del virus del Zika; hablar sobre las medidas de protección recomendadas para las mujeres que viven en áreas con transmisión activa del virus del Zika o viajan a estas áreas; y describir las directrices actuales relacionadas con la atención de mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika.

Me tomaré un momento para analizar por qué la actual epidemia del virus del Zika representa un desafío único. La última vez que un virus de rubeola patógeno infeccioso causó una epidemia de defectos congénitos fue hace más de 50 años, antes de que hubiera una vacuna efectiva disponible. Aunque el virus del Zika se identificó por primera vez hace casi 70 años, sus efectos potencialmente devastadores sobre el desarrollo fetal se identificaron recién hace muy poco.

En respuesta a esta amenaza emergente a la salud pública, los CDC pusieron en marcha el EOC el 22 de enero para coordinar la respuesta de la salud pública. El EOC se activó inicialmente como una respuesta de nivel 3. En este nivel de respuesta, los expertos de los CDC en una enfermedad particular lideran el trabajo con la asistencia del personal del EOC. El 8 de febrero, los CDC elevaron la activación de su EOC al nivel 1, el nivel más alto de respuesta. Dicho nivel se reserva para emergencias críticas que requieren que una gran cantidad de personal trabaje las 24 horas del día, los siete días de la semana. Antes de la respuesta al virus del Zika, las únicas activaciones de nivel 1 en la historia de los CDC fueron por el huracán Katrina, el H1N1 y la enfermedad del Ébola.

Antes del 2015, la enfermedad por el virus del Zika se encontró en áreas de África, en el sudeste asiático y en islas del Pacífico. En la actualidad, los brotes están ocurriendo en la mayoría de los países o los territorios del continente americano, incluyendo el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, las Islas Vírgenes de los EE. UU. y el Condado de Miami-Dade, Florida, en la región continental de los Estados Unidos. Los brotes también están ocurriendo en áreas de Asia y las islas del Pacífico. Aunque todo el país se encuentre sombreado, esto no significa que exista transmisión activa del virus del Zika en todos los lugares del país. Puede encontrar la lista de países con la transmisión activa actual en el sitio web del virus del Zika de los CDC.

Una de las prioridades principales de esta respuesta de salud pública es proteger a las mujeres embarazadas y sus fetos de consecuencias adversas graves que se han asociado con la infección por el virus del Zika durante el embarazo. Cuando comenzó por primera vez la respuesta por el virus del Zika, se desconocían muchos aspectos. Desde entonces, hemos aprendido que las mujeres embarazadas pueden infectarse a través de las picaduras de un mosquito o por tener sexo sin condón con una pareja infectada. Si una mujer se infecta durante el embarazo, el virus del Zika puede transmitirse al feto durante el embarazo o cerca del momento del nacimiento. Si una mujer se infecta con el virus del Zika cerca del momento de la concepción, actualmente se desconoce el riesgo para el feto. Sin embargo, el contagio maternal con otros virus cerca del momento de la concepción se ha asociado a la infección congénita y consecuencias adversas para el embarazo.

También hemos obtenido más información sobre los efectos de la infección por el virus del Zika durante el embarazo. Los CDC han realizado una evaluación sistemática de la evidencia relacionada con la infección por el virus del Zika y las anomalías congénitas. El 13 de abril, el equipo de investigaciones llegó a la conclusión de que existe una relación causal entre la infección por el virus del Zika y la microcefalia y otros trastornos cerebrales congénitos graves.

El 3 de noviembre, JAMA Pediatrics publicó un artículo que describe el síndrome del zika congénito como un patrón reconocido de anomalías asociadas a la infección por el virus del Zika durante el embarazo. Aunque muchos componentes de este síndrome, como las discapacidades cognitivas, motoras y sensoriales que son similares a otras infecciones congénitas, hay cinco hallazgos característicos que no se observan o que ocurren con muy poca frecuencia con otras infecciones durante el embarazo. Entre ellos se incluyen microcefalia grave con corteza cerebral delgada, parcialmente colapsada con calcificaciones subcorticales, cicatrices maculares y moteado pigmentario de la retina, contracturas congénitas e hipertonía temprana con síntomas de compromiso extrapiramidal. La infección congénita por el virus del Zika también ha sido vinculada a la pérdida auditiva y otras secuelas neurológicas.

No todos los bebés afectados por la infección congénita por el virus del Zika manifestarán las cinco anomalías características descritas en la última diapositiva. Todavía estamos aprendiendo más sobre el espectro completo de los resultados reproductivos adversos causados por la infección por el virus del Zika. Un informe reciente del MMWR aclaró que algunos bebés afectados por la infección por el virus del Zika no tienen microcefalia visible en el nacimiento. Esta serie de casos describe a 13 bebés con evidencia de laboratorio de infección congénita por el virus del Zika y sin microcefalia en el nacimiento, a quienes luego se les diagnosticaron anomalías cerebrales. Algunos de estos bebés tenían otras anormalidades estructurales o funcionales en el nacimiento. Esta serie de casos ilustra además que la infección congénita por el virus del Zika puede producir una variedad de presentaciones clínicas en los bebés afectados.

Entender algunos de los efectos adversos potenciales asociados con la infección por el virus del Zika durante el embarazo destaca la importancia de la salud pública de la respuesta al virus del Zika. La protección de las mujeres embarazadas y sus fetos es el principal impulsor de las directrices que discutiremos durante el resto de esta conferencia. En esta sección sobre prevención, revisaré las recomendaciones para antes de viajar y discutir las medidas de protección recomendadas para las mujeres que viven en áreas con transmisión activa del virus del Zika o viajan a estas áreas.

Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas no viajen a áreas con transmisión activa del virus del Zika. Si una mujer embarazada debe viajar a un área con transmisión activa, debe hablar primero con su proveedor de atención médica y seguir estrictamente las medidas para evitar las picaduras de mosquitos y prevenir la transmisión sexual del virus del Zika durante el viaje. Se debe recomendar a las mujeres embarazadas que revisen la información actualizada en el sitio web de los CDC sobre el virus del Zika.

Para evitar las picaduras de mosquitos mientras viajan, las mujeres embarazadas deben usar camisas de mangas largas y pantalones largos; permanecer en lugares con aire acondicionado o con mallas en puertas y ventanas que impidan la entrada de los mosquitos y utilizar repelentes de insectos aprobados por la EPA.

Las parejas que esperan un hijo y uno de sus integrantes vive en un área con transmisión activa del virus del Zika o viajó a ella deben usar el condón de manera consistente y correcta siempre que tengan relaciones sexuales, o abstenerse de tener sexo, no compartir juguetes sexuales; y las parejas deben seguir estas recomendaciones durante el embarazo aun cuando la pareja de la mujer embarazada no tenga síntomas o se sienta enferma.

Antes de que una mujer o su pareja viajen, deben hablar con su médico u otro proveedor de atención médica acerca de sus planes de buscar un embarazo y el riesgo de infección por el virus del Zika. Si una mujer y/o su pareja viajan a un área con transmisión activa del zika, deben cumplir estrictamente las medidas para evitar las picaduras de mosquitos durante el viaje y deben conocer las directrices para antes de la concepción relacionadas con la exposición al virus del Zika.

En septiembre, los CDC actualizaron las directrices relacionadas con la orientación para antes de la concepción y la prevención del contagio del virus del Zika por transmisión sexual. Estas directrices se crearon para ayudar a los proveedores de atención médica a hablar sobre planes de buscar un embarazo con las mujeres y sus parejas luego de una posible exposición al virus del Zika. La tabla en esta diapositiva muestra los plazos de tiempo sugeridos de espera para concebir. Las mujeres deben esperar ocho semanas, como mínimo, después de la aparición de los síntomas o de la última posible exposición. Los hombres deben esperar al menos 6 meses a partir de la aparición de los síntomas o de la última posible exposición. Debido a que están disponibles datos limitados, algunas parejas donde un integrante tuvo una posible exposición al virus del Zika podrían optar por esperar más o menos tiempo que el recomendado para concebir, dependiendo de las circunstancias individuales y tolerancia al riesgo.

Los CDC han publicado una guía para asesorar a mujeres y hombres en edad reproductiva que estén pensando en viajar a áreas con transmisión activa del virus del Zika. Esta guía incluye las recomendaciones de las directrices provisionales de los CDC y los temas de discusión que se deben tratar al dar estas recomendaciones. Hay más información disponible en el sitio web de los CDC sobre el virus del Zika.

Los CDC también han desarrollado una guía para ayudar a orientar a las personas que viven en áreas con transmisión del virus del Zika que desean concebir y no han presentado un cuadro clínico que concuerda con la enfermedad por el virus del Zika. Este material incluye las recomendaciones de las directrices actualizadas de los CDC, las principales preguntas para hacerles a los pacientes, y guiones de muestra para analizar las recomendaciones. La guía también está disponible en el sitio web sobre el virus del Zika.

Prevenir los embarazos no planeados entre personas que pudieron haber estado expuestas es una de las principales estrategias para reducir la cantidad de embarazos afectados por la infección del virus del Zika. La mejor forma en que las mujeres sexualmente activas y sus parejas pueden reducir el riesgo de un embarazo no planeado es mediante el uso de métodos efectivos de control de la natalidad de manera correcta y consistente. Es importante que las mujeres y sus parejas encuentren el tipo de método anticonceptivo que sea seguro y efectivo, y se adapte a su estilo de vida y preferencias. El sitio web de los CDC sobre el virus del Zika incluye información adicional sobre la prevención de embarazos no planeados, incluyendo un cuadro que detalla los distintos métodos anticonceptivos y su efectividad, que se muestra parcialmente aquí.

Ahora que hemos discutidos los esfuerzos de prevención, revisaré las directrices actuales de los CDC relacionadas con la atención de las mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika.

Se debe evaluar a todas las mujeres embarazadas en cada consulta de cuidado prenatal para detectar una posible exposición al virus del Zika o signos o síntomas de infección. Los síntomas más comunes de infección por el virus del Zika son fiebre, sarpullido, dolor en las articulaciones y conjuntivitis. Se debe preguntar a las mujeres si viajaron a un área con transmisión activa del virus del Zika o si viven en un área afectada durante su embarazo o durante el período periconcepcional. El período periconcepcional se define como el período de al menos 6 semanas antes del último período menstrual u 8 semanas antes de la concepción. Se les debería preguntar si tuvieron relaciones sexuales sin usar condón con una pareja que viajó a un área con transmisión activa del virus del Zika o que vive en un área afectada.

Para ayudar con el proceso de evaluación, los CDC han creado una herramienta para evaluar la posible exposición al virus del Zika o la presencia de signos y síntomas de esta enfermedad en mujeres embarazadas, a fin de determinar la necesidad de realizar pruebas. La herramienta se encuentra en el sitio web de los CDC sobre el virus del Zika.

Se debe realizar pruebas a cualquier persona que tenga o haya tenido recientemente síntomas de infección por el virus del Zika y vive en un área con virus del Zika o visitó un área afectada en el último tiempo, o tuvo relaciones sexuales sin condón con una pareja que vive en un área con virus del Zika o que viajó a un área afectada. Además, se les deben realizar pruebas a todas las mujeres embarazadas que viven en un área con transmisión activa del virus del Zika o que visitaron un área afectada en el último tiempo, o que tuvieron relaciones sexuales sin condón con una pareja que vive en un área con transmisión del virus del Zika o que viajó en el último tiempo a un área afectada, tengan o no síntomas de infección.

Las pruebas diagnósticas para la infección por el virus del Zika se pueden realizar a través de métodos moleculares y serológicos. La prueba molecular es la reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa en tiempo real o rRT-PCR. Puede detectar ARN viral en los líquidos corporales como el suero o en los tejidos como las placentas. Cada vez que se detecte ARN estaremos frente a un diagnóstico definitivo de infección reciente por el virus del Zika. Las pruebas serológicas incluyen el ensayo de inmunoabsorción enzimática de inmunoglobulina M, o IgM, para virus del Zika. Este ensayo detecta anticuerpos IgM contra el virus del Zika en suero o LCR. Las pruebas de IgM para virus del Zika positivas, equívocas o no concluyentes pueden evaluarse posteriormente mediante pruebas de neutralización por reducción de placa o PRNT.

Las PRNT evalúan los anticuerpos neutralizantes en el suero. Los cuerpos neutralizantes para el virus del Zika se desarrollan poco después de los anticuerpos IgM y consisten principalmente de anticuerpos IgG. El virus del Zika es un flavivirus que está estrechamente relacionado con el dengue, la fiebre amarilla, la encefalitis japonesa y el virus del Nilo Occidental. Luego de que alguien se infecta con un flavivirus, se espera que los anticuerpos neutralizantes persistan durante muchos años y se cree que le confieren una inmunidad prolongada.

Las distintas pruebas del virus del Zika disponibles tienen diferentes limitaciones. En primer lugar, con respecto a las pruebas moleculares, la presencia de ARN del virus del Zika en líquidos corporales dura relativamente poco, y el tiempo durante el cual es detectable puede variar de acuerdo con diferentes factores. Por lo tanto, el resultado de una prueba molecular negativa no puede excluir por completo la posibilidad de infección. En segundo lugar, las pruebas de detección de IgM para el virus del Zika pueden arrojar resultados falsos positivos debido a los anticuerpos de reactividad cruzada con flavivirus relacionados o debido a una reactividad no específica. En tercer lugar, es posible que una PRNT no permita distinguir el virus que produce la infección en personas que tuvieron una infección anterior o que se vacunaron contra los flavivirus relacionados. Cuando una persona previamente infectada o que fue vacunada contra un flavivirus se expone a flavivirus relacionado, puede haber un rápido aumento de los anticuerpos neutralizantes contra los flavivirus múltiples, lo que dificulta determinar qué virus específico es responsable de la infección reciente.

Debido a las diferentes limitaciones de las distintas pruebas del virus del Zika, el enfoque para realizar pruebas se basa en diferentes factores clínicos. Este diagrama de flujo, que está disponible en el sitio web de los CDC sobre el virus del Zika, detalla las recomendaciones de interpretación y pruebas actuales de los CDC para las mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika. Las dos principales vías del diagrama de flujo, designadas por las letras A y B, difieren según el momento de la infección o la exposición del paciente.

Las pruebas en la vía A son para mujeres sintomáticas que se presentan menos de 2 semanas luego de la aparición de los síntomas, o para mujeres asintomáticas que no viven en un área con transmisión activa del virus del Zika que se presentan menos de 2 semanas luego de la posible exposición. Para estas mujeres, la primera prueba es rRT-PCR para el virus del Zika en suero y orina.

Las pruebas en la vía B son para tres categorías diferentes: 1) Mujeres embarazadas sintomáticas que se presentan 2 a 12 semanas después de la aparición de los síntomas; 2) mujeres embarazadas asintomáticas que no viven en un área con transmisión activa del virus del Zika y se presentan de 2 a 12 semanas después de una posible exposición y 3) mujeres asintomáticas que viven en un área con transmisión activa del virus del Zika, que se presenta en el primer o segundo trimestre del embarazo. Para estas mujeres, la primera prueba recomendada es la prueba de anticuerpo IgM para virus del dengue y Zika.

Una vez que se haya determinado la vía adecuada del diagrama de flujo y la primera prueba que debe realizarse, se puede continuar con los pasos adicionales de pruebas e interpretación desde aquí. El diagrama de flujo de pruebas del sitio web de los CDC sobre el virus del Zika también incluye un cuadro que detalla las recomendaciones de manejo según los distintos resultados de las pruebas. Hoy no revisaré estas recomendaciones de manejo, pero tengan en cuenta que puede ser de utilidad considerar la derivación a un especialista con experiencia en el manejo de embarazos en mujeres con resultados de pruebas que indican una infección reciente por el virus del Zika o una infección reciente por un flavivirus.

Para ayudar a administrar toda esta información, los CDC han desarrollado un algoritmo web interactivo. El objetivo de esta herramienta web es ayudar a los proveedores de atención médica a aplicar las recomendaciones actualizadas para las pruebas del virus del Zika, la interpretación de los resultados y la administración clínica de mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika. Se puede acceder al programa en el sitio web de los CDC sobre los virus del Zika.

Las directrices detalladas que hemos revisado relacionadas con la atención de las mujeres embarazadas con exposición posible al virus del Zika destacan cuánto hemos aprendido acerca de este virus y sus efectos. Sin embargo, hay todavía mucho que aprender, y será necesario trabajar más en la salud pública en respuesta al virus del Zika. En este punto, señalaré brevemente algunos de los trabajos actuales de los CDC en esta área.

Aunque hemos aprendido mucho sobre la relación entre el virus del Zika y ciertos trastornos del embarazo, todavía hay muchas preguntas por responder. Por ejemplo, ¿cuál es el nivel de riesgo de la infección por el virus del Zika durante el embarazo? En otras palabras, si una mujer se infecta, ¿cuáles son las probabilidades de que el feto tenga problemas relacionados con el zika? ¿En qué momento durante el embarazo la infección por el virus del Zika supone el mayor riesgo para el feto? ¿Cuál es el alcance total de los posibles problemas de salud que puede causar la infección por el virus del Zika? Anteriormente hablé sobre el síndrome del zika congénito, pero los bebés afectados pueden presentar diversos trastornos. Estamos trabajando para determinar el alcance total de los posibles problemas de salud que puede causar la infección por el virus del Zika. ¿Qué otros factores, por ejemplo, infecciones concurrentes, pudieran afectar el riesgo de defectos de nacimiento?

Responder a estas y otras preguntas cruciales es el objetivo de nuestra investigación en curso. Conocer más acerca de este virus y sus efectos, puede ayudar a mejorar las medidas de prevención y, en definitiva, reducir el impacto negativo de la infección por el virus del Zika durante el embarazo. En el marco de la respuesta al virus del Zika, los CDC y el Grupo Operativo de Embarazo y Defectos de Nacimiento forman parte activa de los esfuerzos que se llevan a cabo en estos momentos para conocer más acerca de la infección por el virus del Zika durante el embarazo. Algunas de estas actividades incluyen la vigilancia de las mujeres embarazadas, los fetos y los bebés afectados por el virus del Zika. Estos esfuerzos permiten que los CDC monitoreen los efectos del virus del Zika en los Estados Unidos, DC, y los territorios estadounidenses, a la vez que se obtienen datos que pueden utilizarse en la puesta en práctica de medidas de salud pública eficaces. Hay más información sobre estas actividades disponible en el sitio web de los CDC sobre el virus del Zika.

Es importante recordar que gran parte de este importante trabajo depende de los informes que facilitan los proveedores de atención médica. Los proveedores de atención médica deben reportar, según las leyes estatales, tribales, locales y territoriales vigentes, aquellos resultados de las pruebas del virus del Zika que no sean negativos.

Los CDC también han diseñado valiosas herramientas de apoyo clínico y recursos de comunicación a los pacientes, dirigidos a los proveedores de atención médica y sus pacientes. Los mencionados están disponibles en el sitio web de los CDC sobre el virus del Zika y muchos de ellos están disponibles en varios idiomas.

Para terminar, deseo reiterar que la enfermedad por el virus del Zika se considera un problema de salud pública incipiente complejo, que supone una preocupación especial para las mujeres embarazadas y sus fetos y bebés. Ha sido un privilegio y un honor tener la oportunidad de trabajar en esta respuesta con tantas personas comprometidas y sus socios. Gracias. Creo que ahora pasaremos a la parte de la presentación que corresponde a la Dra. Walker.

Dra. Allison Taylor Walker: Buenas tardes y gracias a la Dra. Tanner. El virus del Zika es un virus ARN monocatenario, del género Flavivirus de la familia Flaviviridae. Está estrechamente relacionado con los virus del dengue, de la fiebre amarilla, de la encefalitis japonesa y del Nilo Occidental. La mayor parte de la transmisión ocurre a través del vector o por la picadura de un mosquito Aedes infectado, principalmente Aedes aegypti, aunque en el continente americano también puede ser por Aedes albopictus. La transmisión del virus del Zika puede ser intrauterina y perinatal, y puede ocurrir transmisión sexual a través de parejas infectadas. El virus puede transmitirse cuando los síntomas están presentes, antes de su aparición y después que desaparecen. El zika se puede transmitir por exposición en laboratorios y, por último, es probable que el virus del Zika se transmita en las transfusiones de sangre, a través de las plaquetas.

Un resumen acerca de las características del vector. Los mosquitos Aedes pican de día y de noche. Lo cual significa que las medidas para evitar las picaduras deben aplicarse a toda hora, ya que los mosquitos pueden picar en cualquier momento. El Aedes aegypti puede alimentarse varias veces y prefiere el organismo humano como hospedador. El agua estancada en neumáticos, macetas de flores y objetos desechados puede convertirse en criadero de estos mosquitos que, como se conoce, transmiten el virus del dengue, la fiebre amarilla y el chikunguña, además del virus del Zika. El Aedes aegypti prefiere los hábitats urbanos, mientras que el Aedes albopictus viven en áreas urbanas y rurales.

Para comprender la prevención, primero hablaremos acerca del período de incubación, la viremia y las posibilidades de desarrollar el virus del Zika. El período de incubación es de 3 a 14 días, seguido de la viremia, que puede durar unos pocos días o una semana. El virus puede aparecer en varios líquidos corporales, incluidos el semen y la orina, una vez eliminada la viremia; y el ARN viral se ha detectado en el semen hasta 188 días después de la aparición de la enfermedad. Aún no se ha establecido la duración de la transmisibilidad y, hasta ahora, los casos de transmisión sexual incluyen la exposición a unas pocas semanas de la aparición de la enfermedad.

Se debe hacer énfasis en las recomendaciones para evitar la transmisión sexual. Por lo que reitero, para prevenir la transmisión en parejas en las que la mujer está embarazada, recomendamos el uso del condón o abstenerse de mantener relaciones sexuales durante el embarazo. En el caso de parejas en las que la mujer no está embarazada y que uno o ambos integrantes ha viajado a un área con zika o vive en un área afectada, recomendamos el uso del condón masculino o femenino o que se abstengan de mantener relaciones sexuales, ya sea por vía vaginal, anal u oral, y que no compartan juguetes sexuales durante: 6 meses, como mínimo, a partir de la aparición de los síntomas o de la última exposición, si está asintomático, en el caso de los hombres. 8 semanas, como mínimo, a partir de la aparición de los síntomas o de la última exposición, si está asintomática, en el caso de las mujeres.

Como, en la actualidad, no se cuenta con una vacuna que proteja a los viajeros de la infección por el virus del Zika, resulta de vital importancia evitar las picaduras de mosquitos. Recomendamos a los viajeros que visiten áreas con zika que usen camisas de mangas largas, pantalones largos y zapatos cerrados. Que permanezcan y duerman en sitios con aire acondicionado, siempre que sea posible, y mallas en ventanas y puertas para impedir la entrada de los mosquitos. Los instamos a tomar medidas para controlar los mosquitos tanto dentro como fuera de las casas y a usar protección personal. Recomendamos el uso de repelentes de insectos aprobados por la EPA, que contengan DEET, picaridina, IR3535 o aceite de eucalipto de limón (OLE, por sus siglas en inglés), o para-mentano-diol (PMD) y 2-undecanona. Es importante seguir las instrucciones de la etiqueta y aplicarse el producto las veces que sea necesario. OLE y PMD no deben utilizarse en niños menores de tres años. Siempre se debe aplicar protector solar antes del repelente de insectos.

Los CDC recomiendan a los viajeros que se protejan de las picaduras de mosquitos durante las tres semanas posteriores al regreso de un área afectada por el zika, para prevenir la propagación del virus del Zika en los Estados Unidos. Tres semanas es el período en que puede detectarse el virus del Zika en la sangre; 2 semanas que es el período de incubación y 1 semana que es el período de viremia, cuando el virus del Zika puede transmitirse a otras personas.

Los países con transmisión activa del zika cuentan con avisos para viajeros en los que se aconseja a las mujeres embarazadas posponer sus viajes a estos lugares. Estos países están padeciendo brotes, en la actualidad, debido a la introducción reciente del virus del Zika en una población inmunológicamente susceptible, donde está presente un vector idóneo. En estos lugares, el riesgo en una mujer embarazada es alto. En determinados países, hay evidencia de que el virus del Zika ha existido allí durante años y estos países pueden reportar casos nuevos ocasionales. Una gran cantidad de residentes locales de estos países puede ser inmune, aunque pueden ocurrir casos ocasionales. En los países con transmisión del virus del Zika, previamente documentada, es posible que haya una carga inferior del virus en la población de vectores y una capacidad de infección menor. Aunque el riesgo de infección en los países en los que se ha documentado previamente el virus del Zika es posiblemente menor que en los países donde este virus ha aparecido recientemente, siempre existe algún riesgo. Por tanto, aún hay riesgo de que una mujer embarazada pueda contraer el virus del Zika y transmitirlo al feto.

Aconsejamos a los médicos que analicen con los viajeros su tolerancia personal al riesgo. Como explica la Organización Mundial de la Salud, el riesgo puede evaluarse al analizar, por una parte, la probabilidad de un evento y, por otra, la gravedad de las consecuencias. Los avisos para viajeros, emitidos por los CDC, ofrecen a los médicos una pista de la probabilidad de infección, pero la aceptación de la posibilidad de una consecuencia severa debe analizarse casuísticamente.

Los CDC informan a la población de los eventos de salud que pueden afectar los viajes mediante nuestros avisos para viajeros. Los avisos para viajeros incluyen: vigilancia, nivel 1; alertas, nivel 2, y advertencias, nivel 3. Un aviso para viajeros de nivel 1, o vigilancia, indica que está teniendo lugar un evento de salud, que el viajero debe conocer, en un país de destino. Deben estar bien preparados en cuanto a las precauciones habituales, por ejemplo, tener la vacunación de rutina actualizada, tomar las medidas de precaución para alimentos y agua, y las medidas para evitar las picaduras de mosquitos; y cumplir con estas recomendaciones al poner en práctica las recomendaciones generales para viajeros. Los países con brotes de chikunguña y sarampión recibieron avisos para viajeros de nivel 1. Para la población en general y determinados subgrupos poblacionales, no existen recomendaciones más allá de las precauciones habituales; por ejemplo, la vacunación de rutina contra el sarampión y las medidas de prevención de las picaduras de mosquitos.

Se publicarán avisos para viajeros de nivel 2, o alertas, cuando se recomienden otras precauciones, en caso de que vaya a viajar a un destino específico o si las recomendaciones varían según el subgrupo poblacional. Los brotes de zika y rubeola han elevado los avisos para viajeros al nivel 2, ya que ofrecemos recomendaciones específicas para las mujeres embarazadas, que van más allá de las precauciones habituales. Otro ejemplo de una situación en la que publicamos un aviso para viajeros de nivel 2 sería en un brote de polio, en el que recomendaríamos una dosis de reactivación de la vacuna de la polio inactivada, para viajeros que se dirijan a ese lugar. Esta reactivación se recomendaría además del programa de rutina de vacunación contra la polio.

Los avisos para viajeros de nivel 3, o advertencias, se publican en caso que recomendáramos a todos los viajeros evitar los viajes innecesarios a ese lugar. Publicamos avisos para viajeros de nivel 3 para Guinea, Liberia y Sierra Leona, durante el brote de la enfermedad del Ébola, y para Haití, por las consecuencias del terremoto.

Los países y territorios que aparecen aquí son los del continente americano con avisos para viajeros de nivel 2, publicados por el virus del Zika. Se publicaron avisos para viajeros de nivel 2 porque recomendamos que las mujeres embarazadas no viajen a una determinada población. Debido a la propagación del virus del Zika, las mujeres embarazadas no deben viajar a estos países, y como este virus también se puede transmitir a través de las relaciones sexuales, si las mujeres embarazadas tienen una pareja que vive en alguno de estos países o ha viajado allí, recomendamos el uso del condón o que se abstengan de tener sexo, ya sea vaginal, anal u oral, y de usar juguetes sexuales durante el embarazo.

Aconsejamos a los médicos que analicen con los viajeros su tolerancia personal a los riesgos y recomendamos que los viajeros cumplan estrictamente las medidas para evitar las picaduras de mosquitos durante y después del viaje. Es importante que los proveedores pregunten a sus pacientes si han viajado recientemente y a qué lugar, y si tienen planes de viajar. Muchas estadounidenses viajan durante el embarazo por varias razones, incluida la visita al hogar, antes del nacimiento del bebé. Sabemos que los viajeros que visitan sus países de procedencia tienen mayor riesgo de padecer malaria y otras enfermedades transmitidas por mosquitos, y pueden viajar por períodos de tiempo más prolongados que el resto de viajeros.

Los latinos que viajan a sus países pueden visitar lugares donde la exposición a las picaduras de mosquitos es mayor: áreas rurales, lugares sin mallas protectoras ni aire acondicionado y áreas con una pobre infraestructura sanitaria. Pueden presentar un comportamiento de salud diferente al de los turistas, poca probabilidad de que consulten a un médico antes del viaje y de que cumplan con las medidas sanitarias preventivas. Puede que no conozcan los nuevos riesgos para la salud de los lugares conocidos y es posible que prefieran otras fuentes de información de salud en otros idiomas. Los médicos pueden hablar con los pacientes procedentes de un país afectado o aquellos cuya pareja visita un país afectado. Esto incluye a las personas que viven en las regiones fronterizas y en el cruce hacia México; por ejemplo, en Texas. Y en estos casos, es posible que tanto estas personas como sus proveedores no tengan en cuenta este viaje y no piensen que su comunidad o país de procedencia sea un lugar que represente un riesgo para la salud. También contamos con directrices clínicas para mujeres embarazadas que viven cerca de la frontera EE. UU.-México a las que pueden acceder desde la página web de los CDC sobre el zika:

Los países y territorios que aquí aparecen se encuentran fuera del continente americano y son, actualmente, áreas de transmisión activa del virus del Zika, donde los CDC han publicado avisos de nivel 2 para el virus del Zika. Aconsejamos a las mujeres que no viajen a estos lugares: mujeres embarazadas, no viajen a estos lugares. No existen diferencias entre las directrices de los CDC en estos lugares y las del continente americano. Queremos reiterar, además, que los médicos pueden influir positivamente en la salud de los viajeros de todos los países mediante charlas acerca de los riesgos sanitarios presentes en sus países de destino. Y estos riesgos para la salud incluyen las directrices para el zika y las específicas para determinados grupos que viajan a los países mencionados, e incluyen, además, alimentos y agua seguros, seguridad vial, medicamentos y prevención de insectos, para todos sus pacientes que están planeando viajar al extranjero.

No se han emitido avisos para viajeros para los destinos mencionados aquí, aunque en el pasado se haya reportado el virus del Zika, y se valoraría la necesidad de estos avisos para viajeros si la cantidad de casos aumenta hasta el nivel de un brote. Como ya hemos señalado, el riesgo de padecer el zika en los países en los que se ha reportado previamente el virus del Zika es posiblemente menor que en los países donde este virus ha aparecido recientemente. Pero siempre hay riesgo para los viajeros y, por consiguiente, hay riesgo de que una mujer embarazada pueda contraer el virus del Zika y transmitirlo al feto. Como la infección por el virus del Zika en mujeres embarazadas provoca graves defectos de nacimiento, aconsejamos a las mujeres embarazadas no viajar a las áreas con transmisión activa del virus del Zika. Repito, exhortamos a los médicos a que analicen con estos viajeros la tolerancia personal a los riesgos y, en caso que decidan viajar, que les aconsejen que cumplan estrictamente las medidas para evitar las picaduras de mosquitos.

Los CDC mantienen un servicio de consulta las 24 horas, los 7 días de la semana, para los funcionarios de salud y proveedores de atención médica que atienden a mujeres embarazadas con sospecha o diagnóstico de infección por el virus del Zika. También pueden contactar con este servicio por vía telefónica o por correo electrónico, o llamar al 1-800 CDCINFO si tienen otras preguntas. Como se ha mencionado, aquí aparecen recursos adicionales de los CDC, disponibles en francés y español, así como recursos para las personas que viajan.

Desearía agradecerles por el tiempo y la atención que nos han dedicado y el privilegio de dirigirnos a ustedes en el día de hoy.

Marcy Friedman: Gracias a los presentadores por ofrecer a nuestro público de COCA tan valiosa información. Ahora abriremos las líneas telefónicas para la sesión de preguntas y respuestas. Se une a la sesión de preguntas y respuestas la Dra. Susan Hills. La Dra. Hills es médica epidemióloga de la División de Enfermedades Transmitidas por Vectores de los CDC. A modo de recordatorio, las preguntas son solo para los médicos clínicos que deseen obtener información sobre la infección por el virus del Zika. Quienes tengan preguntas para los medios de comunicación deben comunicarse con Relaciones con los medios de los CDC a través del 404-639-3286 o enviar un correo electrónico a media@cdc.gov. Si usted es paciente, repito, refiérale sus preguntas a su proveedor de atención médica. Al hacer una pregunta, diga su organización y recuerde que también puede enviar sus preguntas a través del sistema de seminario virtual. Operador, ¿tenemos alguna pregunta a través de las líneas telefónicas hoy?

Coordinadora : Aún no tenemos ninguna pregunta.

Marcy Fiedman: Bien. Parece que está entrando una pregunta a través del sistema de seminario virtual. Y la pregunta es: ¿qué recursos recomendaría a los clínicos muy ocupados que intentan mantenerse al día con las directrices para el zika emitidas por los CDC?

Dra. Mary Tanner: Puedo responderla. Soy Mary Tanner, del Grupo operativo de embarazo y defectos de nacimiento. Los CDC son conscientes de que existe un gran cúmulo de información y, obviamente, siempre estamos tratando de actualizar dicha información, a medida que se conocen nuevas evidencias. Por lo que puede resultar difícil mantenerse al día con el flujo de directrices y recomendaciones. Por eso, recomendamos el sitio web de los CDC sobre el virus del Zika. Allí aparece una sección especial para proveedores de atención médica Y, dentro de esa página, el algoritmo web interactivo también puede ser una herramienta útil. Siga una cuestión clínica específica y obtenga allí las directrices actualizadas. Pero creo que la mejor respuesta es familiarizarse con la página para el proveedor de atención médica del sitio web sobre el virus del Zika.

Marcy Friedman: Bien, gracias Dra. Tanner. Operador, ¿tenemos alguna pregunta a través de las líneas telefónicas?

Coordinadora : No.

Marcy Friedman: Bien. Parece que tenemos otra pregunta del seminario virtual. La pregunta es, ¿cómo pueden influir positivamente los médicos en la salud de los viajeros?

Dra. Allison Taylor Walker: Soy Allison Walker, de la Oficina de salud de los viajeros, de los CDC. Diría que esa pregunta tiene varias respuestas y una es iniciar esas conversaciones con el tema de viajes previos y futuros. Y luego analizar los riesgos para la salud en esos destinos, los que, reitero, están disponibles en el sitio web de los CDC, cdc.gov/travel. Y estos riesgos para la salud incluyen las directrices para el zika y las específicas para determinados grupos que viajan a los países mencionados en nuestras presentaciones, pero también incluyen las conversaciones acerca de la tolerancia a los riesgos y las medidas para evitar las picaduras de mosquitos, los alimentos y agua seguros y el resto de temas de salud general que se tratan en la visita sobre el viaje. Gracias.

Marcy Friedman: Muchas gracias, Dra. Walker. Parece que tenemos otra pregunta del seminario virtual. La pregunta la hace Liz Estevez. La pregunta es: Recuerdo haber leído que las directrices para las mujeres habían cambiado, de 8 semanas, tras una posible exposición, a 6 meses; igual que para los hombres. ¿Esto se volvió a cambiar a 8 semanas?

Dra. Mary Tanner: Sí, puedo responderla. Las directrices para las mujeres siempre ha sido de 8 semanas, tras una posible exposición o la aparición de los síntomas. Y para los hombres, ahora es de 6 meses, tras la aparición de los síntomas o la última exposición posible.

Marcy Friedman: Bien, gracias. Operador, ¿tenemos alguna pregunta por teléfono?

Coordinadora : Sí, acaba de recibirse una. Un momento.

Marcy Friedman: Gracias.

Coordinadora : Esta pregunta la hace Leslie Crane. Su línea está abierta.

Leslie Crane: Sí, Leslie Crane. ¿Se enviaron las diapositivas o solo debemos entrar al sitio? pues hay mucha información valiosa que deseo compartir con nuestras clínicas, nuestros gineco-obstetras y nuestro DE.

Marcy Friedman: Hola. Sí, soy Marcy Friedman. Las diapositivas están disponibles en nuestro sitio web de COCA y la dirección del sitio es emergency.cdc.gov/coca.

Leslie Crane: Perfecto.

Marcy Friedman: Allí verá el conjunto de diapositivas y, dentro de unos días, también estará la transcripción de la conferencia, que también se subirá al sitio. Por lo que puede remitir a sus colegas allí.

Leslie Crane: Gracias, porque es muy bueno y agradezco su información.

Marcy Friedman: Muchas gracias. Agradecemos su atención. Muy bien. Parece que tenemos otra pregunta del seminario virtual. La pregunta es, ¿cuál es la información más reciente sobre las vacunas disponibles?

Dra. Susan Hills: Soy Susan Hills. Quizás pueda responder esa pregunta. Existen varias posibles vacunas en fase de elaboración en este momento y todas se hallan en diferentes etapas de desarrollo. Algunas están en fase preclínica, otras en Fase 1, en ensayos de la Fase 1 y pasando a los ensayos de la Fase 2. Lo que no debemos olvidar es que, aunque se están realizando esfuerzos para agilizar la elaboración y disponibilidad de la vacuna, existen varios pasos por los que debemos transitar, que deben cumplimentarse para poder disponer de una vacuna. E incluso, cosas tan sencillas como seleccionar un sitio adecuado para poder probar la vacuna y obtener resultados significativos puede ser un proceso que requiere de tiempo. Por lo que es poco probable que tengamos una vacuna disponible antes del 2018 y, como es lógico, la pregunta sería cómo utilizar esas vacunas en lo que respecta a la estrategia de a quién vacunar. Todo esto es algo que obviamente será objeto de análisis en uno o dos años.

Marcy Friedman: Muchas gracias, Dra. [Hills]. Operador, ¿tenemos alguna pregunta a través de las líneas telefónicas?

Coordinadora : Sí. Tenemos una pregunta del Dr. Warner Hudson. Su línea está abierta.

Dr. Warner Hudson: Hola. Gracias. Hay una carta reciente dirigida al editor del New England Journal sobre una mujer española que presentó el zika durante su embarazo. Y su análisis de sangre fue positivo para el zika durante 89 días y su RT-PCR fue positivo durante 107 días, después de la aparición de los síntomas. Creo que esto puede hacer que algunos se cuestionen si 8 semanas se considera un período lo suficientemente largo. ¿Hay algún argumento que se esté valorando en los CDC en cuanto a modificar la línea actual de 8 semanas para las mujeres? Gracias.

Dra. Mary Tanner: Gracias por la pregunta. En estos momentos creemos que esta presentación prolongada del virus puede ser exclusiva para el embarazo. Por lo que continuamos analizando la información disponible, a medida que aparezca, y reevaluando esas recomendaciones continuamente. Pero, en estos momentos, la recomendación se mantiene en ocho semanas.

Dr. Warner Hudson: Gracias.

Marcy Friedman: Muy bien, gracias. Operador, ¿tenemos alguna otra pregunta por teléfono?

Coordinadora : En estos momentos, no.

Marcy Friedman: Bien, recuerden que al marcar asterisco 1 se pondrá en fila para hacer una pregunta y esperaremos unos segundos para quienes hayan pasado por alto que al marcar asterisco 1 podrán hacer una pregunta. Bueno, parece que se han terminado las preguntas.

En nombre de la COCA quiero agradecer a todos por acompañarnos hoy y, en especial, a nuestras presentadoras, las doctoras Tanner, Taylor Walker y a la Dra. Susan Hills, por haber estado con nosotros en la sección de preguntas y respuestas de esta conferencia. La grabación y la transcripción de esta teleconferencia estarán disponibles, en los próximos días, en el sitio web de la COCA, en emergency.cdc.gov/coca. Toda la educación continua de las teleconferencias de COCA se publica en línea a través del TCE, el sistema en línea de capacitación y educación continua de los CDC, en espanol.cdc.gov/tceonline. Quienes participaron de la teleconferencia de COCA de hoy y deseen recibir educación continua deben completar la evaluación en línea antes del 9 de enero del 2017 y usar el código del curso WC2286. Aquellos que vayan a repasar la teleconferencia a pedido y deseen recibir educación continua, deben completar la evaluación en línea entre el 9 de enero del 2017 y el 7 de diciembre del 2018. Además, utilice el código del curso WD2286.

Para recibir información sobre las próximas conferencias de COCA, inscríbase en COCA, a través de su página web, en: emergency.cdc.gov/coca, y haga clic en el enlace de la lista de distribución de correos de COCA. Acompáñennos en nuestra próxima conferencia de la COCA, el martes 13 de diciembre, donde se tratará el tema “Comunicación efectiva con los pacientes acerca de la terapia con opioides”. También los exhortamos a que den “Me gusta” en nuestra página de Facebook, en Facebook.com/CDCClinicianOutreachAndCommunicationActivity, para que estén al tanto de las últimas noticias de la COCA. Les reitero mi agradecimiento por el tiempo que nos han dedicado y por su participación en la conferencia de COCA de hoy. Que tengan un buen día. Gracias.

Coordinadora : Gracias. Con esto damos por concluida la conferencia de hoy. Gracias por participar. Ya pueden desconectarse.

FIN

TOP