Skip directly to search Skip directly to A to Z list Skip directly to navigation Skip directly to page options Skip directly to site content

Zika in the ED: How Emergency Care Staff can Take Action

This information is for historic and reference purposes only.  Content has not been updated since the last reviewed date at the bottom of this page.

Moderadora: Ashley Ghaffarzadeh

Presentadores: Jon Mark Hirshon, MD, PhD, MPH; Monica Escalante Kolbuk, MSN, RN, CEN

Fecha/Hora: 1 de noviembre del 2016, 2:00 p.m. – 3:00 p.m., hora del este


 

Coordinador: Bienvenidos y gracias por esperar. En este momento los participantes se encuentran en el modo escucha solamente. Durante la sesión de preguntas y respuestas pueden oprimir asterisco 1. La conferencia de hoy se está grabando. Si tiene alguna objeción, puede desconectarse en este momento.

Ahora, me gustaría cederle la palabra a Ashley Ghaffarzadeh. Gracias. Puede comenzar.

Ashley Ghaffarzadeh: Gracias, Diane. Buenas tardes, mi nombre es Ashley Ghaffarzadeh y represento la Actividad de Comunicación y Alcance Clínico, COCA, de la División de Comunicación de Riesgos de Emergencia de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Me complace darles a todos la bienvenida a la llamada de la COCA de hoy, “El zika en el servicio de urgencias: Cómo puede actuar el personal de cuidados de emergencia”.

Puede participar en la presentación de hoy mediante audio únicamente, a través del seminario virtual, o puede descargar las diapositivas si no puede acceder al seminario. Las diapositivas del PowerPoint y el enlace al seminario virtual se encuentran en la página web de la COCA, en emergency.cdc.gov/coca.

Para educación continua, perdonen. Esta llamada de la COCA ofrece educación continua gratuita. Al final de la llamada recibirá instrucción acerca de cómo ganar créditos de educación continua.

Los CDC, nuestros planificadores, presentadores y sus cónyuges/socios desean poner en su conocimiento que no tienen intereses financieros ni relación de ningún otro tipo con los fabricantes de productos comerciales, proveedores de servicios comerciales ni colaboradores comerciales, excepto con el Dr. Jon Mark Hirshon. Él es consultante de Pfizer para temas relacionados con la anemia falciforme.

Los planificadores revisaron el contenido para garantizar que no hubiese sesgo. Esta presentación no incluirá ningún debate del uso sin etiquetas de un producto o de un producto bajo investigación.

Al final de la presentación tendrán la oportunidad de hacer preguntas a los presentadores. Si disca asterisco 1 en el teléfono, se pondrá en la fila para hacer las preguntas. Puede enviar las preguntas a través del sistema de seminario virtual, en cualquier momento durante la presentación. Para ello, seleccione la pestaña de Preguntas y respuestas que aparece en la parte superior de la pantalla del seminario virtual y escriba su pregunta.

Las preguntas son solo para los médicos clínicos que deseen obtener información sobre la infección por el virus del Zika. Los medios de comunicación pueden contactar con el departamento de relaciones con los medios de los CDC, a través del 404-639-3286 o enviar un email a media@cdc.gov. Si usted es paciente, refiérale sus preguntas a su proveedor de atención médica.

Al finalizar la sesión de hoy los participantes podrán: destacar la importancia de los protocolos de evaluación para el zika; revisar la evaluación de enfermería y las intervenciones clínicas en relación con el zika; describir el proceso de reporte de casos de zika; analizar la educación del paciente y enseñar a las personas que pueden estar en riesgo de contraer el zika, que están expuestas a la enfermedad o que han sido diagnosticadas con esta.

Ahora me gustaría presentarles a nuestros ponentes. Primero, el Dr. Satish Pillai pronunciará unas palabras de bienvenida.

El comandante Satish Krishna Pillai es el subgerente de incidentes en la respuesta al zika de los CDC, desde mayo del 2016, donde ha colaborado en la supervisión y coordinación de diversas actividades epidemiológicas, entomológicas y de laboratorio durante toda la campaña de la organización.

El Dr. Pillai es experto en medicina interna y enfermedades infecciosas y comenzó a trabajar en los CDC como funcionario del servicio de inteligencia epidemiológica en el 2011. Tras su labor como funcionario del servicio de inteligencia epidemiológica, comenzó a trabajar en la División de Enfermedades Transmitidas por Vectores, del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas de los CDC.

Como subjefe del equipo de Respuesta a la enfermedad del Ébola en Liberia, en julio del 2014, el comandante Pillai colaboró en el diseño del Sistema de Gestión de Incidentes para el Ministerio de Salud de este país.

Fue, además, diseñador e instructor de un curso en el Centro para la preparación nacional en Anniston, Alabama, del FEMA, donde se capacitaron trabajadores del sector de la salud en temas relacionados con la protección personal para salvar vidas y el control de infecciones, antes de ser enviados a la unidad de tratamiento de la enfermedad del Ébola en África Occidental.

En febrero y marzo de este año, fue el último jefe de incidentes de la Respuesta de los CDC a la enfermedad del Ébola que dirigió la transición de la agencia, de Respuesta de emergencia a la enfermedad del Ébola al apoyo a los tres países de África Occidental afectados por esta enfermedad en su preparación para futuros brotes.

Nuestro primer presentador es el Dr. Jon Mark Hirshon. Él es profesor del Departamento de Medicina de Emergencia y del Departamento de Epidemiología y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

Está acreditado en Medicina de emergencia y Medicina preventiva y ostenta el título de Doctor en Epidemiología, además de ser miembro del Panel de expertos en epidemiología del American College of Emergency Physicians.

Además de ser coautor de una publicación titulada, Virus del Zika: Información clínica para proveedores de servicios de emergencia.

Nuestra segunda presentadora es la enfermera Mónica Escalante Kolbuk. Ella es Asociada principal del Instituto de calidad, seguridad y prevención de lesiones de la Asociación de enfermeros de emergencia y ha trabajado en enfermería de emergencia por más de una década.

Comenzó sus estudios en la Universidad DePaul de Chicago, donde recibió el título de licenciada en Ciencias Políticas. Su interés en las políticas de salud influyó en su decisión de estudiar enfermería, alcanzar el título de Máster en Enfermería, con énfasis en Salud pública.

Su labor en ENA se centra en la elaboración de recursos clínicos que sirvan de apoyo a diversas cuestiones y temas de relevancia para las enfermeras de emergencia. También es miembro del Panel de expertos en epidemiología del American College of Emergency Physicians, ACEP, y ha colaborado con los CDC y la ACEP en recursos prácticos previos como, por ejemplo: identificar, aislar, informar al departamento de emergencias la evaluación y el manejo en pacientes que se presentan con un posible algoritmo de clasificación de la enfermedad del virus del Ébola.

Ha trabajado, además, con el Instituto Armstrong para la seguridad y calidad del paciente de la Escuela de Medicina Johns Hopkins en la elaboración del módulo de capacitación sobre la enfermedad del Ébola, dirigido a enfermeras, médicos y trabajadores del sector de la salud.

Continúa trabajando como enfermera de emergencia con un enfoque basado en evidencias para perfeccionar la práctica.

Ahora, demos la bienvenida al Dr. Pillai.

Satish Pillai: Gracias, Ashley. Buenas tardes. La Activación de la emergencia por zika de los CDC es compleja. Y casi todas las secciones de la agencia están apoyando la respuesta. Nuestra prioridad fundamental es proteger a las mujeres embarazadas, pues, si se infectan durante el embarazo, pueden transmitir el zika al feto en desarrollo.

La infección por el virus del Zika durante el embarazo es una de las causas de microcefalia, un defecto de nacimiento neurológico devastador, así como otros defectos de nacimiento graves.

Nuestra respuesta de emergencia ha reunido a científicos de los CDC con experiencia en arbovirus como el zika, salud reproductiva, defectos de nacimiento, discapacidades del desarrollo y salud del viajero.

Dichos expertos ayudan a monitorear y reportar los casos de zika, a fin de elevar nuestros conocimientos en cuanto al modo de transmisión de la enfermedad y los sitios en que se producen los contagios; ofrecen orientación a los viajeros y a los estadounidenses que viven en áreas con brotes actuales; desarrollan pruebas de laboratorio para el diagnóstico del zika; proporcionan asistencia técnica a los estados con el objetivo de ayudarlos en la preparación para el zika y su respuesta, incluidos expertos técnicos que conocen los métodos empleados para el control de los mosquitos transmisores del virus.

Estamos inmersos en estudios para conocer más acerca de la relación entre el zika y la microcefalia y el zika y el síndrome de Guillain-Barré.

Y hemos enviado equipos de respuesta de emergencia de los CDC, CERT, que incluyen expertos en embarazo y defectos de nacimiento, control de mosquitos, pruebas de diagnóstico y comunicación de riesgos, relacionados con el virus del Zika, a las jurisdicciones que han solicitado ayuda adicional para hacer frente al brote de zika.

Cada día obtenemos más información sobre el zika. Para consultar las últimas directrices, los remito al sitio cdc.gov/Zika y lean la sección “Novedades”, que también cuenta con índice cronológico de todas nuestras directrices y alertas sobre el zika.

Como médicos, todos jugamos un papel importante para mantener a la población informada acerca del zika y garantizar la salud y seguridad de las mujeres embarazadas y sus bebés.

Dada la importante relación que establecen los proveedores del departamento de emergencias con su comunidad y el alcance y nivel del cuidado clínico que ustedes brindan, valoramos la oportunidad de asociarnos con la comunidad de medicina de emergencia para divulgar la información sobre el zika y fortalecer los lazos de colaboración entre la salud pública y las comunidades clínicas.

Como explicó Ashley, hoy contamos con dos ponentes de la comunidad del departamento de emergencias, el Dr. Jon Mark Hirshon y la Srta. Mónica Kolbuk.

Ahora quisiera reiterarles mi agradecimiento por su participación y le cederé la palabra al Dr. Hirshon. Muchísimas gracias.

Jon Mark Hirshon: Gracias, Dr. Pillai. Agradezco la oportunidad que me ofrecen para debatir con mis colegas el importante tema del zika y, en breve, comienzo mi exposición.

Es importante, como ya saben, desde una perspectiva general, comprender que existen diferentes virus transmitidos por mosquitos. Y algunos son más letales y alarmantes que otros.

Hoy nos centraremos en el zika. El zika es un virus que, durante los últimos años, ha llamado nuestra atención de manera dramática, aunque fue identificado, por vez primera, en la década del 40.

Pero, antes que nos centremos específicamente en el zika, vamos a cerciorarnos que dominamos los términos como es debido.

Cuando hablamos acerca de un arbovirus, es un virus transmitido por un artrópodo; por ejemplo, mosquitos, garrapatas y flebótomos.

Por lo que, cuando decimos ‘arbovirus’, a lo que nos referimos es a un mecanismo de transmisión. Y existen diversas familias de arbovirus, aunque al que estamos haciendo referencia principalmente es a la familia de flavivirus, que son virus con ARN monocatenario.

Los arbovirus, como ya se ha dicho, se transmiten por artrópodos. En este caso, hablamos de los transmitidos por mosquitos. Y, aunque la transmisión de persona a persona no es común; como en el caso de la transmisión a través de la sangre, por transfusión o al compartir agujas, por trasplantes de órganos, por la lactancia materna, o por la transmisión intrauterina y sexual, hemos comprobado que muchos de estos patrones de transmisión se dan en el zika.

Y de las principales familias de arbovirus, nos detendremos, en este punto, en la familia de los flavivirus, que incluye el dengue, la fiebre del Nilo Occidental, la fiebre amarilla y el zika.

Como pueden apreciar, esta familia se considera crucial, en lo que a enfermedades en humanos se refiere.

Así que hablemos un poco acerca del virus del Zika, específicamente. Como ya he dicho, es un flavivirus. Es transmitido por moquitos y los dos vectores principales que conocemos son el Aedes aegypti y el Aedes albopictus.

Y reitero, el Aedes aegypti es, posiblemente, el más importante. Aunque sabemos que se puede transmitir por ambos.

Su organismo hospedador primario; o sea, el hospedador principal en el que se desarrolla son los humanos y los primates.

Su distribución a nivel mundial es, principalmente, en las regiones tropicales. Comenzó en África, pero en la actualidad se encuentra en América Central y del Sur, así como en algunas regiones del Pacífico.

Actualmente, en los EE. UU., el territorio continental de los EE. UU., solo se observa en una pequeña región cerca de Miami, Florida; o sea, al sur de Florida. Aunque si se observan otros lugares, como Puerto Rico, allí abunda el virus del Zika actualmente.

Sin embargo, si analizamos, por ejemplo, la historia del virus del Nilo Occidental, existen probabilidades de propagación del zika en los EE. UU., a pesar de las medidas adoptadas, y es algo que debemos conocer y que los CDC están tratando de prevenir activamente.

Desafortunadamente, no existe vacuna para el zika hasta el momento, aunque se están realizando esfuerzos en este sentido.

De los cuatro virus principales que mencioné: zika, Nilo Occidental, dengue y fiebre amarilla, existe una vacuna para el virus de la fiebre amarilla. Por lo que hay esperanzas de que, con el tiempo, podamos obtener una para el virus del Zika. Pero, hasta ahora, no existe ninguna.

Y, en esencia, el tratamiento del zika es sintomático. Para las personas que padecen la enfermedad, el tratamiento es principalmente sintomático.

Por tanto, ¿quiénes están riesgo? Las personas en riesgo, como ya he dicho, son aquellas que viajan a Centroamérica y América del Sur, incluidos el Caribe y algunas regiones de Oceanía y las Islas del Pacífico.

Ahora podríamos enumerar una larga lista de países y regiones. Mi recomendación es que si están pensando en viajar a una de estas áreas, antes consulten el sitio web de los CDC. Ellos cuentan con una lista actualizada de los países en los que hay presencia activa del virus del Zika.

Como ya he expresado anteriormente, el virus está plenamente activo en Puerto Rico en estos momentos, al igual que en algunas áreas localizadas cerca de Miami.

Y esto es en lo concerniente a los viajeros. Y para otras personas: si tiene una pareja que ha estado infectada con el zika o que posiblemente haya viajado a una de estas áreas, entonces, está en riesgo por transmisión, principalmente por contacto sexual, por tener relaciones sexuales sin protección.

Estas son las personas en riesgo. ¿Cómo se presenta el zika, desde el punto de vista clínico? Bueno, la mayoría de las personas, como es conocido, quizás el 80 % de las que padecen el zika, son asintomáticas. No presentan ningún síntoma o solo padecen una infección muy leve.

Si presentan síntomas, estos pueden ser un sarpullido maculopapular, que suele ser pruriginoso; fiebre leve, alrededor de 38.5; dolores, es decir, mialgia, artralgia; también presentan conjuntivitis no purulenta, una leve hiperemia conjuntival, ojos un poco rojo; dolor de cabeza y malestar generalizado. Posiblemente, una ligera inflamación de las articulaciones. Por lo que es, en realidad, un tipo de sintomatología leve.

Aunque hay personas que pueden presentar graves complicaciones. Estas complicaciones son muy poco frecuentes; pero pueden padecer el síndrome de Guillain-Barré. Y si atienden a alguien con Guillain-Barré, lo tratarán por este síndrome. No hay ninguna diferencia, solo porque padezcan el zika o no.

Y, como dije anteriormente, las personas que se encuentran realmente en riesgo son las que contraen las infecciones congénitas. Por lo que las mujeres embarazadas infectadas con el zika se encuentran en riesgo; sus bebés están en riesgo de padecer graves malformaciones congénitas como la microcefalia. Y también existen otras complicaciones asociadas al embarazo como el aborto espontáneo.

Pero, desde la perspectiva del departamento de emergencias, esta no es el área que trataremos, en sentido general. Ustedes vienen y tratan a los pacientes según el problema que presentan. Si tienen una infección viral leve, si tienen un aborto espontáneo, lo tratan por lo que presentan.

Por eso, desde una perspectiva clínica, al menos en situaciones agudas, no es mucho lo que vamos a hacer.

¿Cómo usted diagnostica el zika? Lo diagnostica, principalmente, por los antecedentes de viajes y los síntomas. Existen pruebas de diagnóstico para el zika. Y enseguida les mostraré la diapositiva con las pruebas de diagnóstico para una persona embarazada con probabilidades de padecer el zika. Pero la respuesta es: es un proceso complicado.

En la actualidad, no hay pruebas comerciales aprobadas disponibles. Existen algunas pruebas autorizadas por la FDA para utilizar con una autorización de uso de emergencia.

Les reitero mi sugerencia para que consulten el sitio web de los CDC y así conozcan cuáles son las recomendaciones actualizadas sobre las pruebas para el diagnóstico del zika.

Y, como ya conocen, si se les presenta una mujer embarazada, pueden comprobar que existe un complicado algoritmo de pruebas. En parte, porque existe mucha reactividad cruzada para algunas de estas pruebas con otros flavivirus.

Entonces, ¿es dengue o es zika? Según el tipo de prueba que tenga y del que disponga, deben consultar el sitio web de los CDC para conocer las últimas actualizaciones. Comuníquese con el responsable del control de la infección en su hospital para que conozca cuáles son sus expectativas en su institución.

Y cerciórese de que existe comunicación entre su departamento y el departamento de salud local para saber, en caso de que vaya a realizarle la prueba a alguien, dónde enviar el espécimen y cómo lo procesarán; ese tipo de cuestiones.

Y reitero, esto es, mientras haya directrices generales y los CDC cuenten con determinadas directrices específicas para las pruebas para las mujeres embarazadas, será, en realidad, una medida local, según el lugar en que usted se encuentre, la sintomatología, los antecedentes de viajes de la persona. Por lo que esto tendrá que adaptarse a su departamento en particular.

¿Y cuál es el tratamiento? Bueno, en estos momentos, el tratamiento incluye reposo, la ingestión de abundante líquido y acetaminofeno. Usted no debe alejarse, debe permanecer cerca, ya que como en el caso de muchos flavivirus, no debe optar por la aspirina u otro medicamento no esteroideo. En realidad, el tratamiento es sintomático solamente.

Y bien, ¿qué desearía conversar con un paciente preocupado? En sentido general, puede darle ánimos, decirle que es una enfermedad leve y que la mayoría de las personas no presenta complicaciones importantes derivadas de la infección.

Dígale que si viaja se expone a…observen su perfil de riesgo. Si no ha viajado ni ha estado en contacto con alguien que haya viajado a un área endémica con mosquitos y zika, entonces, es muy poco probable que tenga la enfermedad.

Si tiene relaciones sexuales con una persona que ha viajado a esas áreas o si ha viajado y ha tenido sexo con alguien, entonces debe saber que tiene que tomar medidas preventivas. Y en unos segundos hablaremos acerca de ellas.

En sentido general, para la gran mayoría de las personas solo habrá que darle ánimos e iniciar un tratamiento sintomático.

En el caso de una mujer embarazada, preocupada por si tiene el zika, ¿qué le dirían? Yo recomendaría que la remitieran al sitio mothertobaby.org. A este sitio pueden acceder a través de los CDC. Y cuentan con personal disponible en inglés y español para hablar con las personas, darles consejos y orientaciones. Y, posiblemente, ayudarlos en cuanto al esquema de pruebas de diagnóstico.

En el departamento de emergencias ustedes tratarán al paciente agudo. La clave aquí es ser capaz de garantizar que cuentan con los mecanismos adecuados para la evaluación, como les explicará Mónica en unos momentos. Aunque también tienen que garantizar que cuentan con los mecanismos de derivación adecuados para que las personas puedan recibir los cuidados necesarios, así como el apoyo que, posiblemente, requieran.

Entonces, para un viajero que va a un área endémica, se trata de la prevención contra las picaduras.

En sentido general, debe usar pantalones largos y camisa de mangas largas. Usar el repelente de mosquitos adecuado. Permanecer en lugares con mallas en puertas y ventanas o con aire acondicionado, si fuera posible. Y, de hecho, la recomendación en este momento es que las mujeres embarazadas o aquellas personas que desean quedar embarazadas no deben…, deben evitar viajar a las áreas endémicas de zika.

Desde la perspectiva de una pareja sexual, realmente, debe abstenerse de tener sexo o usar un método de barrera durante, al menos, ocho semanas a partir de la aparición de la enfermedad, si cabe la posibilidad que la mujer de la pareja tenga zika. Y las recomendaciones actuales hablan de seis meses, del método de barrera o de abstenerse después de padecer la enfermedad, si es probable que el hombre de la pareja tenga zika.

Y como ya les he dicho anteriormente, estos son aspectos que…, como ya saben, existen diversas investigaciones activas en esta área ya que aún estamos descubriendo detalles sobre el zika. Por lo que estas recomendaciones pueden variar en la medida que aumenten nuestros conocimientos y experiencia y la investigación relacionada con el zika.

Y a modo de conclusión, en lo que a mí respecta, el zika no es contagioso como lo fue la enfermedad del Ébola. No es letal, pero puede afectar de un modo especialmente cruel, al retardar el crecimiento del cerebro en bebés nacidos de madres infectadas.

Y como sucede con muchos otros microbios patógenos que lo precedieron, el virus del Zika surge, aparentemente, de la nada, lo que refuerza lo difícil que es predecir con seguridad cuáles serán difíciles de controlar.

Por lo que lo importante aquí es conocer, apoyar a los pacientes y establecer un seguimiento adecuado.

Y con esto, quiero agradecer la atención prestada. Y, como ya conocen, en el departamento de emergencias trabajamos en equipo. Por lo que me complace presentarles y cederle la palabra a mi compañera en esta conferencia, Mónica Escalante Kolbuk.

Monica Escalante Kolbuk: Gracias, Dr. Hirshon, y buenas tardes a todos. Deseo agradecer la posibilidad de hablar acerca de algo que constituye una preocupación para todos los proveedores de atención de emergencia.

Primero quiero hablar acerca de la evaluación. Como enfermera de emergencia, realizamos muchas evaluaciones y puede que ni nos percatemos. Lo hacemos con tanta frecuencia que es casi algo natural en nosotros.

En el caso del zika, identificar los pacientes de cuidados de emergencia con riesgo de presentar esta enfermedad es uno de los primeros pasos a seguir para evitar futuras exposiciones. Reconocer a posibles pacientes y conocer las presentaciones clínicas del virus del Zika puede sernos de gran utilidad en su detección prematura y en la respuesta temprana.

Para detectar posibles pacientes que están en riesgo o que pudieran haber estado expuestos al virus del Zika, los médicos deben hacer las preguntas correctas. ¿Y cómo lo hacemos?

En realidad, podemos hacerlo al evaluar a todas las personas que acudan al servicio de cuidados de emergencia. En los servicios de salud, utilizamos intervenciones de evaluación que nos ayudan a identificar las enfermedades en su fase inicial, lo que permite la intervención y el tratamiento precoz para reducir las posibilidades de transmisión y la mortalidad.

La evaluación para detectar el virus del Zika nos ayudará a identificar tempranamente a los pacientes expuestos, lo que permite realizar una intervención precoz e iniciar el tratamiento, lo cual, a su vez, ayuda a reducir las posibilidades de transmisión de la enfermedad.

Conocer tempranamente que alguien está en riesgo o que pudiera haber estado expuesto al virus del Zika permite a los proveedores de atención médica intervenir antes, comenzar pronto con las pruebas y el tratamiento y ayudar a los médicos a dirigir la educación del paciente y determinar la información que necesita una persona específica sobre la enfermedad.

Además, la identificación precoz del zika por medio de la evaluación ayuda a las autoridades de salud pública a rastrear las exposiciones, llevar a cabo el seguimiento y determinar la elegibilidad para formar parte del Registro de Casos de Zika en el Embarazo en los EE. UU.

Por lo que vamos a realizar una encuesta y quisiera saber si aquellos de ustedes que tienen acceso a la encuesta y están participando en el seminario virtual, si quienes están trabajando actualmente en el departamento de emergencias o en una unidad de atención de urgencias evalúan a todos los pacientes para detectar el virus del Zika. Les daré 15 segundos, aproximadamente, para que completen la encuesta.

Bien, voy a cerrar la encuesta. Y luego veremos cuáles son los resultados. Bien, aproximadamente ahí es donde pensé que nos ubicaríamos.

Analizando estas cifras que aparecen aquí en la pantalla, parece que están al tanto, aproximadamente, la mitad de nosotros estamos evaluando a todos los pacientes para detectar la posible presencia del virus del Zika.

Pues bien, cuando hablamos acerca de quién debe ser evaluado para detectar el virus del Zika, debemos recordar que muchas personas infectadas con este virus, pueden presentar síntomas o solo síntomas leves, en caso de tenerlos.

Como explicó anteriormente el Dr. Hirshon, los síntomas más comunes del zika son fiebre, sarpullido, dolor en las articulaciones y conjuntivitis. Como estos síntomas son tan parecidos a los de un resfriado común o a los de la influenza u otras enfermedades, es importante evaluar cada paciente que acuda al servicio de cuidados de emergencia en cuanto a una posible exposición al virus del Zika.

Y lo más importante, los proveedores de atención médica deben evaluar a todas las mujeres embarazadas para detectar una posible exposición y evaluarlas para detectar signos y síntomas de la enfermedad por el virus del Zika en todas las consultas médicas.

Los médicos pueden encontrar el algoritmo de pruebas en las Directrices provisionales actualizadas, que el Dr. Hirshon comentó, y que aparece en el sitio web de los CDC, el cual es de gran utilidad para esta evaluación.

Aunque algunos pueden creer que solo las mujeres embarazadas se ven afectadas, debemos recordar que el zika se puede transmitir a través del contacto sexual, incluso si la persona infectada no tiene síntomas en ese momento o si no sabe que está enferma. Por lo tanto, se requiere la evaluación de todas las personas para detectar una posible exposición.

La primera pregunta que hacen la mayoría de las enfermeras de clasificación es: ¿cuál es el motivo de su presencia aquí hoy? Es una pregunta habitual. La hacemos siempre. Y si su dolor abdominal, la lesión en el dedo o, digamos, el dolor de cabeza, sus antecedentes de viajes deben incluirse en la evaluación inicial.

Esto se puede realizar fácilmente si comenzamos con una pregunta muy simple, pero de vital importancia: ¿ha viajado recientemente? ¿O alguien cercano a usted ha viajado recientemente?

Pero no todos los pacientes que acuden al servicio de cuidados de emergencia van a saber qué áreas están afectadas por el zika. Este tipo de pregunta con final abierto, como por ejemplo, ¿han viajado recientemente?, ¿alguien cercano a usted ha viajado recientemente? Este tipo de pregunta con final abierto supone una responsabilidad para el médico que debe conocer qué áreas están afectadas por el zika.

Y como enfermeras de emergencia y proveedores de atención de emergencia debemos instar y pedir a nuestros proveedores de EMS, ya que recibimos llamadas por radio, que evalúen a los pacientes que nos traen al departamento de emergencias.

Los sitios web internos y externos de los hospitales deben incluir un enlace al sitio web sobre zika de los CDC para garantizar que todo el personal tenga acceso a las directrices más actualizadas que incluyen las áreas afectadas en estos momentos y otros recursos clínicos y de capacitación.

Y como no todos los pacientes van a saber, estos enlaces y recursos les ayudarán a determinar qué áreas están afectadas y si el paciente requiere otras evaluaciones.

Tener un mapa o algo similar a esto con consejos para el triage, que se vaya actualizando, puede servir para recordar a los médicos que evalúen a todo el mundo. Así que este mapa que ven aquí funciona como disparador para hacer preguntas. Identifique el historial de exposición de los pacientes en riesgo.

Ahora bien, el mapa es general. Como pueden ver, solo marca el continente americano. Posiblemente convenga tener algo más actualizado que muestre también Miami y Puerto Rico. Así que es importante procurar que todos tengas acceso fácil a recursos en línea.

En ENA elaboramos una hoja informativa rápida para personal de enfermería que atiende emergencias, con las preguntas y respuestas más comunes. Recomendamos que los departamentos de emergencia publiquen esto o algo parecido, con información de acceso rápido mediante la cual se pueda evaluar y que sea un recordatorio para examinar a todos los pacientes.

Entonces, una vez que evaluamos si una persona estuvo expuesta a través de preguntas sobre viajes e historial de exposición, nuestro próximo paso es identificar los signos y síntomas enumerados aquí, que mencionó el Dr. Hirshon.

Después de determinar si existe riesgo posible de zika, es momento de decidir qué tipo de precauciones de asilamiento son necesarias en función de los síntomas.

En el caso del virus del Zika se deben implementar precauciones estándar. Aislar o trasladar al paciente a una habitación privada sería lo ideal, no solo por cuestiones de privacidad sino también para limitar las distracciones y procurar educar al paciente y a su familia acerca de su situación.

Una pregunta que surge habitualmente es si el personal de enfermería de un departamento de emergencia puede contagiarse zika del paciente que atiende.

Y lo que debemos recordar es que se sabe que los líquidos corporales, incluida sangre, secreciones vaginales y semen se han asociado a la transmisión del virus del Zika. Así que es muy importante que tomemos las precauciones estándar correctas.

La exposición ocupacional que requiere evaluación incluye la exposición percutánea por un pinchazo u otro tipo de lesión con un elemento punzante o cortante, o la exposición de cualquier porción de la piel que esté lastimada o de las membranas mucosas a sangre, líquidos corporales, secreciones y excreciones del paciente con un cuadro presunto o confirmado.

Antes de pasar al procedimiento para informar y reportar casos, quiero hablar un poco acerca de las intervenciones clínicas desde el punto de vista de los enfermeros.

El Dr. Hirshon mencionó muchas de estas intervenciones que podrían llegar a correspondernos, pero es importante saber que las personas con infección por el virus del Zika pueden ser asintomáticas o tener síntomas leves. Por consiguiente, debemos tener en cuenta la enfermedad por el virus del Zika en nuestro diagnóstico diferencial con los factores de riesgo correspondientes.

Como no hay tratamientos antivirales para el zika, lo que haremos es enfocarnos en el cuidado paliativo. Y el cuidado paliativo corresponde con cualquier sintomatología y consiste en: reposo, antipiréticos, manejo de cualquier dolor que presenten y posiblemente hidratación.

Los médicos no deben administrar aspirina ni ningún otro medicamento antiinflamatorio no esteroide hasta tanto se descarte el dengue, para reducir el riesgo de hemorragia, como mencionó el Dr. Hirshon.

La intervención del personal de enfermería también debe incluir una evaluación exhaustiva del historial de viajes. Y también debe incluir medidas de educación y para tranquilizar al paciente, que incluyan información sobre seguridad y manejo del dolor.

Como personal clínico también debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para usar los recursos que tenemos a nuestra disposición. Esto puede incluir hasta apoyo para enfrentar pérdidas para el paciente y su familia.

También sugiero recurrir a un capellán o a apoyo de salud mental; quizá hasta un trabajador social u otro personal auxiliar con experiencia en ofrecer apoyo psicológico.

Si se presume una infección por el virus del Zika, lo más probable es que se tome un espécimen de sangre para analizarlo y detectar el virus. Los laboratorios de los CDC pueden analizar el espécimen. Se debe dar a los pacientes instrucciones paso a paso acerca de qué esperar, para ayudarlos con cualquier duda que pueda surgir durante el proceso.

La mayoría de los pacientes que acuden al DE con una posible infección por el virus del Zika llegan estables y solo necesitan una derivación de educación a pacientes.

En algunos casos posiblemente se indique una ecografía. Y la línea directa sobre zika en el embarazo es una herramienta de apoyo disponible para el personal clínico.

La enfermedad por el virus del Zika es de notificación obligatoria a nivel nacional. Los proveedores de atención médica deben reportar los casos presuntos de enfermedad por el virus del Zika a sus departamentos de salud estatales, locales y territoriales para facilitar el diagnóstico y mitigar el riesgo de transmisión local.

Cada centro o sala de atención de emergencia es diferente y tiene diferentes políticas y procedimientos para reportar casos de zika. Así que es muy importante seguir las políticas y procedimientos de su institución.

El personal de salud designado debe reportar los casos presuntos a los departamentos de salud locales o estatales para facilitar el diagnóstico. Así que debemos trabajar en forma conjunta con los médicos y el grupo de prevención y control de infecciones para decidir quién reporta el caso.

Los departamentos de salud estatales, locales o territoriales serán los encargados de hacer las pruebas de diagnóstico y reportar los casos presuntos y probables a los CDC.

Entonces, lo que harán los proveedores de atención de emergencia es educar a los pacientes y enseñarles cómo comportarse y cuidarse después del alta.

Se debe orientar la educación de los pacientes según las necesidades y el diagnóstico en cada caso particular. Es difícil predecir qué tipo de paciente acudirá al DE. Así que es mejor estar preparados para cualquier tipo de situación posible.

Lo más importante que debemos recordar es que la información que les proporcionamos debe ser la más actualizada, y de fuentes fidedignas.

El personal clínico no necesita reinventar la rueda. Sin embargo, los CDC elaboraron una enorme cantidad de recursos, tanto para proveedores de atención médica como información dirigida a los pacientes.

La mayoría de los pacientes que llegan al departamento de emergencias conocen la información básica sobre el zika, incluida la información sobre transmisión y cómo protegerse.

Según el área donde viva, le sugiero que ofrezca más información acerca de control de mosquitos y medidas de prevención.

Se debe ofrecer información de advertencias de viajes y siempre se debe derivar a obstetricia/ginecología para resolver todas las dudas de las pacientes embarazadas o quienes están buscando un embarazo.

Otro tipo de información para los pacientes a los que se les hizo la prueba de detección es la infografía paso a paso de los CDC acerca de qué ocurre cuando se hacen análisis de detección.

Cuando se presuma infección, se debe advertir a los pacientes acerca de la exposición a los mosquitos durante la primera semana del cuadro para prevenir que se extienda la transmisión.

Se debe indicar a los hombres que hayan viajado desde un área en la que circula el virus del Zika y cuya pareja esté embarazada que se abstengan de tener relaciones sexuales o que usen condón de manera consistente durante el resto del embarazo.

Se debe recomendar a las mujeres que planean quedar embarazadas y que viajaron a un área infectada con zika que esperen al menos ocho semanas después de la última posible exposición.

Con respecto a los hombres, como ya mencionó un poco el Dr. Hirshon, se les debe indicar que esperen al menos seis meses después de la aparición de los síntomas o a partir de la última exposición.

Las mujeres embarazadas con resultado positivo en la prueba de detección deben ser derivadas a especialistas en medicina materno-fetal para realizarles ecografías en serie y posiblemente exámenes de detección fetales.

Es más que probable que las pacientes tengan muchas dudas, lo que por supuesto es comprensible, especialmente en el caso de las embarazadas y con presunta infección por el virus del Zika.

Si las familias desean hablar con alguien acerca de una posible infección por el virus del Zika durante el embarazo, y acerca de los riesgos para el bebé, lo aconsejable es ponerlos en contacto con Mother to Baby para que reciban más información que complemente la atención.

Como proveedores de emergencia, nuestro foco está puesto en tratar los síntomas inmediatos. También estamos acostumbrados a ofrecer apoyo psicosocial y garantizar que le damos la información necesaria al paciente antes del alta, además de derivarlo a los especialistas correspondientes.

Tengan en cuenta, sin embargo, que en ciertas circunstancias puede ocurrir que desde el departamento de emergencias debamos coordinar la atención con equipos multidisciplinarios, incluidos los que atienden a domicilio.

Por consiguiente, es muy importante comprender las políticas y procedimientos del hospital donde uno trabaja, incluido a quién contactar para solicitar ayuda que facilite las pruebas de detección y el diagnóstico, además de la atención de seguimiento.

Cuando tengan la oportunidad, tómense un momento para visitar el sitio web de los CDC donde hay información importante que incluye directrices clínicas.

Gracias por participar de esta llamada. Ahora voy a ceder la palabra al coordinador.

Ashley Ghaffarzadeh: Hola, habla Ashley nuevamente. Gracias a los presentadores por ofrecer a nuestro público de COCA una amplia información.

En este momento, abriremos las líneas para la sesión de preguntas y respuestas. Se suman a la sesión de preguntas y respuestas la Dra. Preeta Kutty, experta en control de infecciones en atención médica de los CDC y la Dra. Athena Kourtis, experta en embarazo y defectos de nacimiento de los CDC.

Las preguntas están abiertas sólo para personal clínico que desee información relacionada con la infección por el virus del Zika. Los medios de comunicación pueden contactar con el departamento de relaciones con los medios de los CDC, a través del 404-639-3286 o enviar un email a media@cdc.gov. Si usted es paciente, refiérale sus preguntas a su proveedor de atención médica.

Al hacer una pregunta, especifique a qué organización pertenece. Recuerde también que puede enviar preguntas a través del sistema de seminario virtual. Tenemos una pregunta aquí ahora.

La pregunta dice: ¿hay alguna recomendación de los CDC para hacer exámenes de detección universales en el DE? Presentadores, ¿pueden responder esta pregunta?

Jon Mark Hirshon: Lo que respondería es que el zika es una enfermedad notificable. Pero no creo que deba ser obligatorio universalizar las pruebas de detección. Y, con honestidad, no estoy seguro de que tenga sentido en muchas regiones, particularmente en el norte del territorio continental de los Estados Unidos.

Deberíamos consultar también a mis colegas de los CDC. Pero hasta donde entiendo, si bien es una enfermedad notificable, por el momento los exámenes de detección no son obligatorios.

Athena Kourtis: Sí, gracias, habla la Dra. Kourtis del grupo de trabajo sobre embarazo y defectos de nacimiento. Eso es correcto. La recomendación actual es hacer exámenes de detección a todas las mujeres embarazadas que estuvieron expuestas, ya sea por un viaje o por vía sexual, aun si son asintomáticas. La recomendación es analizar a todas las mujeres embarazadas que tuvieron exposición, no la universalización de los exámenes de detección.

Ashley Ghaffarzadeh: Gracias a ambos. Operadora, puede abrir las líneas para las preguntas.

Coordinador: Gracias. Como hemos dicho, si desea hacer una pregunta, presione asterisco 1. Se le indicará que grabe su nombre. Para retirar su solicitud, presione asterisco 2.

Dr. Warner Hudson, su línea está abierta. Por favor, indique el nombre su organización.

Warner Hudson: Hola, habla Warner Hudson, de UCLA. Soy el director médico de Salud ocupacional de los empleados del sistema de salud del campus.

Y en realidad tengo un comentario más que una pregunta. Tenemos muchas personas que por trabajo y por sus investigaciones viajan a áreas con zika y regresan. Y además trabajamos con zika vivo en nuestros laboratorios.

Así que empezamos a hacer pruebas de detección a los empleados con exposición. Hacemos pruebas de detección disponibles comercialmente. Creo que es la prueba Viracor, una PRC en sangre y orina primero y una IGG para IgM después, después de la exposición o de la aparición de los síntomas.

Y nuestro laboratorio hace unas diez de estas a la semana. Hemos tenido algunos positivos. Por supuesto estos se confirman a través del departamento de salud pública, con los tipos de pruebas de los CDC.

Y me pregunto si empezaron a elaborar los algoritmos para estas exposiciones de salud ocupacional que realmente ocurren y se presentan en los departamentos de emergencia o de atención de urgencias cuando nosotros no estamos en horario de atención o las personas no pueden llegar a nosotros. En ese caso recurren al departamento de emergencia. Gracias.

Preeta Kutty: Buenas tardes, mi nombre es Preeta. Soy parte del equipo de control de infecciones en entornos de atención médica en la respuesta al zika.

Sí, por supuesto nos estamos ocupando de esto también. Esperamos tener directrices pronto. Pero ya sabe, en ausencia de exposición ocupacional, deben seguir las directrices disponibles hasta el momento y tomar las precauciones necesarias. Pero le agradezco por la pregunta. Muy agradecidos.

Warner Hudson: De nada. Gracias.

Coordinador: Amy Berman, indique el nombre de su organización. La línea está abierta.

Amy Behrman: Hola, habla Amy Behrman de la University of Pennsylvania, y también quisiera hacer un comentario y hacer una pregunta acerca de los riesgos de salud ocupacional. Aquí no se trata tanto de viajeros e investigadores de laboratorio, sino de trabajadores de atención médica.

Como se indicó en su presentación, el riesgo de exposición ocupacional en un entorno clínico es bajo. Pero la… creo que todos sabemos que sigue habiendo niveles altos de ansiedad cuando hay exposición ocupacional, especialmente en entornos con una proporción muy grande de mujeres en edad reproductiva que trabajan en el sector de la salud, que es el caso de la mayoría de nosotras.

Mi pregunta es, ¿existe alguna circunstancia por el momento en la que recomiendan pruebas de detección en los pacientes que originan la exposición ocupacional, en una situación de pinchazo con aguja o no hay presunción clínica precedente para zika en el paciente que origina la exposición?

Jon Mark Hirshon: Habla Jon Mark Hirshon. Y no puedo hablar en nombre de los CDC. No estoy al tanto de nada por el estilo.

Pero lo que diría es, ya sabe, uno debe ver el perfil de riesgo si está evaluando hacer una prueba de detección.

Así que si una persona no tiene historial de viajes, ni sintomatología, ni nada que le haga pensar en eso, sería como mínimo, al menos desde el punto de vista clínico, un poco excesivo.

Entiendo que hay un componente de ansiedad importante, y eso es algo que deberá abordar cada proveedor de atención médica individual que se pinche con una aguja. Y quizá algo que pueden seguir a través del sector de salud ocupacional de la institución a la que pertenecen.

Pero creo que desde un punto de vista clínico no tendría sentido hacer una prueba de detección a alguien que… hacer pruebas adicionales a una persona que podría ser el origen de la exposición pero para quien no hay indicación clínica.

Amy Behrman: No estoy segura de si sigo en línea, pero de hecho esto tiene todo el sentido. Porque el valor predictivo positivo en ese entorno sería muy bajo.

Creo que de hecho respalda el concepto de que deberíamos procurar que nuestras instituciones revisen al menos dos veces las preguntas de la evaluación con los pacientes que originan la exposición, aun si la institución no universalizó las pruebas de detección.

Preeta Kutty: Habla nuevamente Preeta, por el lado de control de infecciones. Como saben, más temprano mencioné que no hay factor de riesgo. No recomendamos pruebas de detección si no hay algún factor de riesgo que se haya identificado o que aparezca en los cuestionarios. Realmente no recomendamos las pruebas de detección en esa instancia.

Todavía no vimos ningún dato. No obstante, con base en la nueva información que pueda surgir y que se mencionó durante la presentación, saben que siempre hay información nueva. Por supuesto mantendremos a todos al tanto y actualizados. Gracias.

John Mark Hirshon: Las preguntas que están haciendo son excelentes, muestran que realmente las han analizado y son, desde el punto de vista clínico, parte de la vanguardia en nuestro intento de abordar esto desde el departamento de emergencias.

Ashley Ghaffarzadeh: Operador, ¿ya hay alguna otra pregunta en la línea?

Coordinador: (Amy Deso) de Palmetto General Hospital.

Amy Deso: ¿Hola?

Ashley Ghaffarzadeh: Sí, la escuchamos.

Amy Deso: Sí, hola, buenas tardes. Quería saber cuál es la recomendación si el resultado de una madre es positivo. Una vez que el bebé ya nació, ¿cuál es la recomendación?

Athena Kourtis: Habla Athena Kourtis de los CDC nuevamente, del grupo de trabajo sobre embarazo y defectos de nacimiento.

Hay unas directrices publicadas por los CDC para la evaluación y atención del bebé. Con madres con exposición congénita. Podemos enviarle el enlace si lo desea.

Realmente depende de si el bebé tiene síntomas al nacer o no. Y en esencia recomendamos que se haga una prueba de detección al bebé en circunstancias en las que la madre tiene evidencia de laboratorio de exposición al zika o casos en los que hay una sospecha sólida con base en los vínculos epidemiológicos y el bebé tiene anomalías que podrían concordar con el zika.

Y recomendamos que se hagan pruebas de detección al bebé, de ser posible, durante los primeros dos días de vida o lo antes posible después de ese momento. Y las pruebas recomendadas incluyen suero en orina para PCR y para detección de IgM.

También hay una serie de otras evaluaciones que tienen las instituciones independientes, que incluyen, como sabe, medir la circunferencia de la cabeza, un monitoreo cercano de los parámetros de crecimiento del bebé, un examen oftalmológico y un examen auditivo. Y hay una larga lista de otras cosas que hay que considerar además de infección congénita por el virus del Zika. Podemos enviarle las directrices actualizadas si lo desea.

Amy Deso: Sí, por favor. Sería excelente. Pero ¿debemos analizar al bebé si… Sé que tenemos que hacerle un examen exhaustivo al bebé.

Pero si el bebé no tiene síntomas ni síntomas de zika, ¿igual debemos, se recomienda hacer las pruebas en suero y orina?

Athena Kourtis: Sí, debemos hacerlo, ya sabe, si el bebé es normal pero la madre tiene evidencia de laboratorio de infección por el virus del Zika. Eso dependería de lo que el proveedor de atención médica hable con los padres y cómo se sienten ellos al respecto.

Tenemos alguna información emergente de que bebés que pueden parecer normales al nacimiento, con una circunferencia de cabeza normal, pueden comenzar a desarrollar anomalías más adelante.

Y vimos casos de esto en Brasil y en otros entornos donde la circunferencia de la cabeza puede caer por debajo del percentilo a medida que el bebé crece, en los primeros meses de vida.

También hay indicaciones de que el bebé puede tener otras anomalías que son muy sutiles, como la pérdida aislada de la audición. Así que queremos tener registro de todos estos bebés y preferimos pecar de precavidos y hacer pruebas de detección a todos los bebés cuyas madres son un caso certero de infección por el virus del Zika durante el embarazo.

Amy Deso: OK Y una pregunta más, lo siento. ¿Cuánto es el tiempo recomendado de seguimiento para este tipo de casos? Por ejemplo, si los resultados del bebé son negativos y no hay signos y síntomas, ¿cuánto tiempo recomiendan que los padres continúen el seguimiento?

Athena Kourtis: Bueno, si el bebé tiene pruebas con resultados negativos y parece absolutamente normal en los exámenes iniciales, que incluyen un examen oftalmológico y uno auditivo, entonces puede recibir atención pediátrica de rutina.

Y el pediatra, depende, claro, monitoreará de cerca los parámetros de crecimiento y desarrollo del bebé. Y luego sí ya nos sentiremos cómodos con que el bebé reciba atención de rutina.

Amy Deso: OK, perfecto. Bien. Gracias.

Athena Kourtis: De nada.

Ashley Ghaffarzadeh: Operador, ¿hay alguna otra pregunta?

Coordinador: Su línea está abierta.

Pam Alexander: Hola, habla Pam Alexander, de prevención de infecciones en West Palm Beach, Va. Mi pregunta no es directamente acerca de la ER, pero sí tengo una pregunta acerca de Guillain- Barré. Saben, tener un paciente que consulta con Guillain-Barré y que vive en un área con algo de transmisión local, aunque poca, pero en el que ha habido transmisión local. ¿Creen adecuado que le hagamos pruebas de detección por razones epidemiológicas?

Jon Mark Hirshon: Desde el punto de vista clínico y epidemiológico creo que sería razonable hacerle una prueba de detección.

Y quizá iría un poco más allá si uno recibe a un paciente, especialmente con sintomatología reciente que preocupa, que considera que puede suponer un riesgo de transmisión.

Probablemente lo aislaría para comenzar, usted tiene los antecedentes epidemiológicos adecuados para esto.

Así es que si alguien viajó allí o si está en un área con transmisión, creo que sería adecuado hacerle la prueba de detección. Porque el Guillain-Barré sigue siendo un síndrome relativamente infrecuente. Especialmente se lo ha asociado, ya sabe, a infecciones del tipo viral.

Pam Alexander: En realidad no. No es un caso con indicación específica que estamos discutiendo aquí, no tenía ninguna presentación clínica que tuviera suficiente especificidad para que el departamento de salud indicara hacerle pruebas de detección. Pero existen algunas enfermedades desconocidas y… en fin, me preguntaba si creían, aun sin… aun en ausencia de síntomas, ¿sería prudente hacerle una prueba de detección?

Jon Mark Hirshon: Sino tengo… si algo me preocupa desde el punto de vista epidemiológico. Si creo que hay, hay riesgo a causa de un viaje reciente, contacto sexual o porque es endémico en el área, entonces lo consideraría como parte de mi panel.

Si algo me genera dudas o no estoy seguro, hablaría con mis colegas infectólogos en mi institución.

Pam Alexander: Sí. Muchísimas gracias.

Coordinador: No veo más preguntas.

Ashley Ghaffarzadeh: OK. Habla Ashley. Tengo algo que entró a través de la opción de preguntas y respuestas del seminario virtual.

Tenemos a Julia Shackner. Dice: gracias por su presentación. Creo que escuché a uno de los presentadores mencionar que solo los laboratorios de departamentos de salud y los CDC pueden hacer pruebas de detección del zika.

Quería aclarar que hay algunas pruebas para detectar el virus del Zika disponibles comercialmente. Tanto LabCorp como Quest ofrecen pruebas RT-PCR y MAC-ELISA para detectar IgM para zika.

Jon Mark Hirshon: Y es cierto. No hay pruebas comerciales formalmente aprobadas, pero hay pruebas aprobadas por la EPA para uso de emergencia. Hay algunos laboratorios que usarán esas pruebas. No están… repito, solo están aprobadas en una especie de protocolo de uso de emergencia.

Así que desde el punto de vista de los registros y la documentación, creo que el proceso de reporte pasaría a través de los departamentos de salud locales.

Ashley Ghaffarzadeh: Gracias. Ahora el Dr. Satish Pillai hará un comentario de cierre y seguiremos con las instrucciones de educación continua.

Satish Pillai: Gracias, Ashely y gracias a todos nuestros presentadores de hoy. Hoy aprendimos cuál es el rol de los departamentos de emergencias y cómo pueden ayudar en la respuesta actual al brote de zika que hemos observado.

Esperamos que las presentaciones de hoy los ayuden a atender a sus pacientes en sus consultorios. Como proveedores de servicios de emergencia interactúan de manera significativa con los miembros de su comunidad y tienen un rol importante en la detección de exposiciones al zika, además del diagnóstico y reporte de casos de zika.

Evaluar la existencia de un historial relevante de viajes o exposición sexual, y comprender la constelación de posibles síntomas permite tomar decisiones informadas respecto de la pertinencia de hacer pruebas de detección y el tipo de pruebas que resultaría más adecuado.

Y pueden ayudar a ofrecer las estrategias de prevención adecuadas para reducir el riesgo de transmisión a través de mosquitos y de transmisión sexual. Todas estas actividades son de particular importancia para nuestra población más vulnerable, las mujeres embarazadas.

Así que una vez más les agradezco su participación y los invito a que visiten el sitio de los CDC si tienen dudas respecto de las novedades, y para acceder a las directrices más actualizadas de los CDC. Gracias.

Ashley Ghaffarzadeh: La grabación y la transcripción de esta llamada se publicarán en el sitio web de la COCA en emergency.cdc.gov/coca en los próximos días. Toda la información acerca de créditos de educación continua y los horarios de las teleconferencias de COCA están disponibles en el sistema TCE (capacitación y educación continua) en línea del Sistema de capacitación y educación continua en línea de los CDC en: www.cdc.gov/tceonline.

Quienes participaron de la teleconferencia de COCA de hoy y desean recibir créditos de educación continua deben completar la evaluación en línea antes del 5 de diciembre del 2016 con el código de curso WC2286.

Aquellos que repasen la teleconferencia a pedido y deseen recibir créditos de educación continua, deben completar la evaluación en línea entre el 6 de diciembre del 2016 y el 6 de diciembre del 2018, con el código de curso WD2286.

Para recibir información sobre las próximas llamadas de COCA, inscríbase en COCA, a través de su página web, en: emergency.cdc.gov/coca, y haga clic en el enlace para suscribirse a la lista de distribución de correos de COCA.

Además, los CDC lanzaron una página en Facebook para médicos. Ponga «me gusta» en la página facebook.com/cdcClinicianOutreachAndCommunicationActivity para estar al tanto de las últimas novedades de la COCA.

Gracias nuevamente por participar en la llamada de la COCA de hoy. Que tengan un excelente día.

Coordinador: Esto concluye la teleconferencia de hoy. Gracias por participar. Pueden desconectarse ahora.

FIN

TOP