Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Síndrome de irradiación aguda (ARS)

Conozca más sobre otros tipos de efectos en la salud relacionados con emergencias por radiación
Conozca más sobre qué tipos de tratamiento pueden ser útiles durante una emergencia por radiación
Conozca más información especializada para ciertos grupos de personas

El síndrome de irradiación aguda (SIA), también conocido como enfermedad por radiación, es una enfermedad grave que puede ocurrir cuando una persona se expone a niveles muy altos de radiación, usualmente durante un período corto de tiempo. La cantidad de radiación que absorbe el cuerpo de una persona se llama dosis de radiación.

Las personas expuestas a radiación sólo contraerán el síndrome de irradiación aguda en los siguientes casos:

  • La dosis de radiación fue alta.
  • La radiación pudo llegar a los órganos internos (penetrante).
  • El cuerpo entero de la persona, o la mayor parte de su cuerpo, recibió la dosis.
  • La dosis de radiación se recibió en un período corto de tiempo, normalmente en unos minutos.

Síntomas de síndrome de irradiación aguda

  • Los síntomas del síndrome de irradiación aguda pueden incluir nauseas, vómitos, dolor de cabeza y diarrea.
    • Estos síntomas comienzan pocos minutos o días después de la exposición, pueden durar pocos minutos o varios días, y pueden aparecer y desaparecer.
    • Si usted tiene estos síntomas después de una emergencia por radiación, busque atención médica tan pronto como las autoridades de emergencias determinen que es seguro hacerlo.
  • Después de los síntomas iniciales, una persona suele verse y sentirse sana por un tiempo, pero después volverá a enfermarse. Los síntomas y la gravedad que variarán de acuerdo con la dosis de radiación que haya recibido.
    • Estos síntomas incluyen pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea y posiblemente hasta convulsiones y coma.
    • Esta etapa de la enfermedad grave puede durar entre unas horas y varios meses.
    • Las personas que hayan recibido una dosis alta de radiación también pueden sufrir daño a la piel. Este daño puede empezar a mostrarse unas horas después de estar expuesto o puede tardar varios días en presentarse. Puede incluir hinchazón, picazón, enrojecimiento de la piel (como si fuera una quemadura de sol grave) o puede ser más grave e incluir ampollas o úlceras.
      • La piel puede sanar durante un tiempo corto, seguido por nuevos síntomas de hinchazón, picazón o enrojecimiento días o semanas después.
      • La piel puede tardar entre unas semanas y varios años para sanar por completo.
      • El tiempo que requiere la piel para sanar depende de la dosis de radiación que recibió.
      • Las personas que reciben una alta dosis de radiación en todo, o en parte del cuerpo pueden presentar caída temporal del cabello. El cabello puede tardar varias semanas en volver a crecer.

Tratamiento del síndrome de irradiación aguda

  • El tratamiento del síndrome de irradiación aguda se centra en tratar las infecciones, mantener la hidratación y tratar las lesiones y las quemaduras. Algunos pacientes podrían beneficiarse de los tratamientos que ayudan a la medula ósea a recuperar su función.
  • Mientras más baja sea la dosis de la radiación, más probable será que la persona se recupere del síndrome de irradiación aguda.
  • La causa de muerte en la mayoría de los casos es la destrucción de la médula ósea, lo cual produce infecciones y hemorragia interna.
  • Para los sobrevivientes del síndrome de irradiación aguda, el proceso de recuperación puede tomar entre unas semanas y hasta 2 años.
  • Ocurren lesiones cutáneas por radiación (CRI, por sus siglas en inglés) cuando la exposición a una dosis grande de radiación provoca daño en la piel. El médico sospechará que se trata de lesiones cutáneas por radiación cuando una persona presenta una quemadura en la piel y no ha estado expuesta al calor, a la corriente eléctrica o sustancias químicas.

Las personas con síndrome de irradiación aguda generalmente presentan algunas lesiones en la piel. Estas lesiones pueden empezar a verse unas cuantas horas después de la exposición y pueden incluir inflamación, picazón y enrojecimiento de la piel (como una quemadura fuerte de sol).

También puede presentarse caída del cabello. Tal como ocurre con los otros síntomas, la piel puede sanar durante un período corto de tiempo, y luego volver a presentar inflamación, picazón y enrojecimiento después de unos días o unas semanas. La piel puede tardar entre varias semanas a varios años para sanar por completo, dependiendo de la dosis de radiación que haya recibido la piel de la persona.

TOP