Skip directly to search Skip directly to A to Z list Skip directly to navigation Skip directly to site content Skip directly to page options
CDC Home

Información para mujeres embarazadas sobre el derrame de petróleo en el Golfo de México

Estoy embarazada. ¿Puede el petróleo afectarme o afectar a mi bebé aún no nacido?

Aunque el petróleo puede contener algunas sustancias químicas que podrían afectar a un feto bajo ciertas condiciones, el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) ha revisado los datos de muestra de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés) y cree que todos los niveles de estas sustancias químicas se encuentran muy por debajo del nivel en que, por lo general, pudieran afectar a mujeres embarazadas y a sus bebés no nacidos. Los efectos que las sustancias químicas pudieran tener en una mujer embarazada y en su bebé no nacido dependerían de muchas cosas: cómo la madre entró en contacto con el petróleo, cuánto tiempo estuvo en contacto con él, con cuánta frecuencia se repitió ese contacto y el estado de salud general de la madre y el feto.

Las personas, incluidas las mujeres embarazadas, pueden estar expuestas a estas sustancias químicas al respirarlas (en el aire), al ingerirlas (en el agua y la comida) o al tocarlas (por la piel). De ser posible, todo el mundo, incluidas las mujeres embarazadas, debería evitar el petróleo y las zonas afectas por un derrame. Por lo general, una mujer embarazada podrá ver u oler las sustancias químicas del petróleo antes de que éstas puedan afectarla o afectar a su bebé. La EPA y el CDC colaboran para continuar supervisando todos los niveles de petróleo en el ambiente. Si empezamos a encontrar niveles que tienen bastante probabilidades de resultar perjudiciales, se lo daremos a conocer al público. Para información actualizada sobre la supervisión de datos a lo largo de la Costa del Golfo, sírvase visitar la página web  de la EPA’s website.

¿Qué puedo hacer para protegerme y proteger a mi bebé aún no nacido?

  • Si usted vive en la costa, evite las zonas donde se informe que el petróleo ha llegado a la orilla.
  • Si el olor le molesta o si percibe humo, manténgase dentro de la casa, prenda el aire acondicionado para reusar el aire del interior y evite las actividades físicas que le exijan un esfuerzo adicional a sus pulmones y su corazón.
  • Si descubre la presencia de algún petróleo, evite tocarlo, así como el agua o la arena afectada por el derrame.
  • Si algo del petróleo le toca la piel, lávese tan pronto pueda con agua y jabón.
  • Si empieza a sentirse mal luego de haber entrado en contacto con el petróleo o con zonas afectadas por el derrame, consulte a su médico o a otro profesional de la salud.
  • Siga las normas de salud y las advertencias relacionadas con el derrame de petróleo (véanse los enlaces a recursos específicos debajo).

¿Puede enfermarme el aire?

Aunque los vapores del petróleo pueden contener algunas cosas que podrían resultar perjudiciales a mujeres embarazadas, el CDC ha revisado los datos de muestra de la EPA y cree que los niveles de estas sustancias químicas están bastante por debajo del nivel en que pudieran, por lo general, afectar a mujeres embarazadas y a sus fetos. La EPA está tomando diariamente muestras del aire y enviándolas a laboratorios para someterlas a análisis ulteriores. El CDC trabaja mancomunadamente con la EPA para determinar la presencia de sustancias químicas en niveles perjudiciales a la salud. Además, los científicos de la EPA toman (o examinan) muestras de aire cada una hora a fin de poder avisarle a la población si aumentan los niveles de toxicidad. Para obtener la información más actualizada sobre los resultados de la supervisión del aire, visite la página web de la EPA.

Olores

Las mujeres embarazadas pueden sentirse afectadas por los olores penetrantes. Les pueden producir dolor de cabeza o malestar estomacal, de manera que usted puede preferir quedarse en casa, prender su aire acondicionado para reusar el aire interior y evitar actividades físicas que le impongan un esfuerzo adicional a sus pulmones y su corazón. Si sus síntomas no mejoran después de entrar, consulte a su médico, especialmente si tiene asma u otros problemas pulmonares.

Si tiene que permanecer de puertas afuera, un respirador N95 con control de olores puede proporcionarle algún alivio a la percepción del olor. Basándonos en lo que ahora sabemos, usted no necesita usar un respirador N95 para su seguridad, pero el usar uno puede que la haga sentir más cómoda. Estos respiradores pueden encontrarse en la mayoría de las ferreterías (debe verificar la etiqueta para cerciorarse de que la máscara es un respirador N95 certificado por El Instituto de Seguridad y Salud Ocupacionales [NIOSH, por su sigla en inglés] con control de olores o una capa de carbón). Siga cuidadosamente las instrucciones del fabricante para cerciorarse de que está usando la máscara adecuadamente.

Combustión de petróleo

La combustión o quema de petróleo en el Golfo de México es uno de los métodos usados para garantizar que el crudo no llegue a la costa ni que pueda afectar a personas, animales o al medio ambiente. Mientras las cuadrillas de emergencia queman parte del petróleo, puede producirse alguna cantidad de “material particulado” (MP). El MP es una mezcla de partículas diminutas y de gotitas suspendidas en el aire. El MP varía de tamaño y el más pequeño puede penetrarle en los pulmones. El MP no debe llegar a la costa, ya que la combustión del petróleo tiene lugar a bastante distancia mar adentro. Cuando las cuadrillas de emergencia queman el petróleo vertido observan cuidadosamente las condiciones meteorológicas, el viento, la situación del agua y supervisan el aire. La CDC y la Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR, por su sigla en inglés) están prestándole ayuda al Servicio de Guardacostas, la EPA y nuestros otros asociados para proteger la salud pública. Visite esta página web de la CDC para obtener información actualizada acerca de la combustión del petróleo y la salud pública.

Si usted ve o percibe olor a humo puede tomar las siguientes medidas de protección:

  • Abandone la zona si corre el riesgo de respirar el humo. Si tiene una afección crónica de las vías respiratorias, tal como asma o una cardiopatía, puede correr un peligro mayor. Consúltele a su médico sobre los modos de evitar este riesgo.
  • Limite su exposición al humo: manténgase dentro de su casa y use el aire acondicionado puesto en la modalidad de recirculación. Si no tiene aire acondicionado, podría abandonar la zona hasta que el humo haya desaparecido completamente.
  • Evite las actividades que le exijan un esfuerzo adicional a sus pulmones o a su corazón. Entre éstas se incluyen el ejercicio o las tareas corporales, tanto fuera como dentro de la casa.
  • Máscaras para el polvo, pañuelos u otras telas (aún si estuvieren mojadas) no la protegerán del humo.

¿Es inocua el agua?

No se espera que el agua potable se vea afectada por el derrame. Si tiene alguna preocupación respecto al agua que consume, consúltele a su compañía de suministro de agua.

Nadar en el agua afectada por el derrame de petróleo resultará desagradable y puede resultar perjudicial. Por ahora, las mujeres embarazadas deben evitar zonas donde se informe que el petróleo ha llegado a la costa. Es importante que se mantenga alejada de cualquier petróleo que llegue a la costa porque ponerse en contacto con el petróleo por largos períodos de tiempo podría resultar perjudicial. Evite tocar cualquier petróleo que encuentre, así como agua o arena manchada de petróleo. Si algo del petróleo llega a tocarle la piel, lávese tan pronto pueda con agua y jabón. Si nota que se le presentan erupciones o manchas oscuras y pegajosas en la pies, incluso después de que se haya lavado la zona que estuvo en contacto con el petróleo, consúltele a su médico o a otro profesional de la salud.

La CDC recomienda que la personas sigan las directrices de salud pública, tanto estatales como locales, y las advertencias relacionadas con el uso de playas y del agua de las costas para actividades recreativas y de pesca. La EPA está recogiendo muestras de agua a lo largo de la costa para calcular los efectos del derrame en la salud de los peces, de la fauna salvaje y de los seres humanos. Visite la página web de la EPA para obtener más información actualizada sobre los resultados de las muestras de agua.

¿Puedo comer con seguridad pescado o marisco del Golfo de México?

Como precaución, las zonas pesqueras afectadas por el derrame se encuentran vedadas a la pesca y a la recolección de ostras, tanto para uso personal como comercial. Cualquier pescado o marisco disponible en las tiendas no proviene de zonas vedadas. Cualquier producto del mar no apto para el consumo no podrá venderse en las tiendas.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por su sigla en inglés) y el Servicio Nacional de la Pesca Marítima de la Oficina Nacional de la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés), supervisan el derrame de petróleo y le notificarán al público si se detecta cualquier problema en el pescado y mariscos provenientes de zonas de pescas no vedadas del país. Si se encuentran niveles perjudiciales de sustancias químicas en el pescado y los mariscos de la zona del Golfo de México, la CDC se ocupará rápidamente, en colaboración con otros organismos federales tales como la FDA, de que se le informe al público.

Para algunas normas generales respecto a comer mariscos durante el embarazo, sírvase visitar esta página web de la FDA.

¿Qué son los dispersantes del petróleo y si pueden resultarme perjudiciales?

Los dispersantes del petróleo se aplican para descomponer una marea negra en pequeñas gotas y evitar que el petróleo se aglutine de nuevo. Es improbable que los residentes de la costa entren en contacto con los dispersantes no diluidos, que se usan mar afuera en el Golfo. Es posible que los dispersantes diluidos pudieran llegar a la costa en el aire o en el agua. La EPA examina el aire y el agua a lo largo de la costa en busca de dispersantes y no los ha detectado en ningún nivel que pudiera constituir un peligro para usted o su feto.

Algunas de las sustancias químicas de los dispersantes pueden afectar a personas con algunos padecimientos, razón por la cual el uso de los dispersantes se controla y supervisa con cuidado. Las mujeres embarazadas deben evitar, si es posible, el contacto con los dispersantes o con cualquier otra sustancia química potencialmente dañina. Para la mayoría de las personas, un contacto breve con una pequeña cantidad de dispersantes del derrame de petróleo no le causará ningún perjuicio. Sin embargo, un contacto más prolongado puede causar erupción, resequedad en la piel e irritación en los ojos. En el improbable evento de respirar o ingerir los dispersantes, pueden presentarse otras reacciones físicas, tales como náuseas, vómitos e irritación en la garganta y los pulmones. Si le preocupa el que se haya visto expuesta a dispersantes del derrame de petróleo, consúltele a su médico o a otro profesional del cuidado de la salud. Para más información sobre los dispersantes del petróleo, sírvase visitar esta página web de la CDC.

Recursos por estados

  • Alabama – Recomendaciones del Departamento de Salud Pública de Alabama.
  • Florida – Página de la Florida sobre el derrame de petróleo en el Golfo.
  • Louisiana – Últimas noticias desde Luisiana sobre el derrame de petróleo en el Golfo.
  • Mississippi – Información del Departamento de Salud sobre el derrame de petróleo en el Golfo.
  • Texas – Actualizaciones noticiosas de los Servicios de Salud del Departamento de Estado de Texas.

Recursos Federales

  • Unified Federal Oil Spill Response [Respuesta Federal Unificada sobre el Derrame de Petróleo] — Encuentre las últimas actualizaciones del incidente, información sobre planes para zonas específicas e información sobre la manera de ofrecerse a ayudar de voluntario. El Centro Conjunto de Información, dirigido por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias en el Departamento de Seguridad Nacional, coordina esta página web y toda la información de asociados federales y privados que participan en el empeño de responder al derrame de petróleo.
  • Disaster Information Management Research Center – [Centro de Investigación sobre el Manejo de Información sobre Desastres] Información de la Biblioteca Nacional de Medicina sobre los derrames de petróleo y la salud.
  • Environmental Protection Agency (EPA) – [Agencia de Protección Ambiental]. Contiene explicaciones sobre cómo la EPA está respondiendo a preocupaciones ambientales en el aire y en el agua relacionadas con el derrame de petróleo.
  • Food and Drug Administration (FDA) – [Administración de Alimentos y Fármacos]. La FDA supervisa la situación y su impacto potencial sobre la garantía del pescado y los mariscos que se recogen en la zona.
  • National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) – El Servicio Nacional de la Pesca Marítima de la Oficina Nacional de la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés) es responsable del control, la conservación y la protección de los recursos de la vida marina en aguas de 3 a 200 millas de la costa. La NOAA continuará supervisando la situación y le notificará al público si se detecta cualquier problema con el pescado y los mariscos de esta zona del país.
  • National Institute of Environmental Health Sciences (NIEHS) –El Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Medioambiental (NIEHS, por su sigla en inglés) ha resumido muchos de los riesgos que corren y las protecciones que necesitan los trabajadors que participan en las tareas de limpieza del derrame de petróleo en Seguridad y Concienciación de Salud para Trabajadores de Limpieza de Derrame de Petróleo.
  • National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) –El Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacionales (NIOSH, por su sigla en inglés), un organismo de la CDC, se ocupa de ofrecerles recomendaciones a los trabajadores acerca de la exposición a las sustancias químicas, así como los riesgos físicos y biológicos que pueden encontrar.
Contact Us:
Ready.gov - Prepare. Plan. Stay Informed.
USA.gov: The U.S. Government's Official Web PortalDepartment of Health and Human Services
Centers for Disease Control and Prevention   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) TTY: (888) 232-6348 - Contact CDC-INFO

A-Z Index

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. X
  25. Y
  26. Z
  27. #