Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Los rayos: Recomendaciones de primeros auxilios

Cómo ayudar

Brindar primeros auxilios a las víctimas de un rayo mientras se espera la llegada de atención médica profesional puede salvarles la vida. Es seguro tocar a las personas que recibieron la descarga de un rayo porque NO quedan cargadas de electricidad.

Siga estos cuatro pasos inmediatamente para ayudar a salvarles la vida.

  1. Llame para pedir ayuda
    Llame al 911 inmediatamente. Proporcione las direcciones de cómo llegar e información sobre la o las víctimas del rayo. No hay peligro en usar un teléfono celular durante una tormenta.
  2. Evalúe la situación
    La seguridad es una prioridad. Tenga cuidado porque el peligro de rayos podría seguir existiendo tanto para la víctima como para el socorrista. Si el lugar donde se encuentra la víctima es de alto riesgo (por ejemplo, cerca de un árbol aislado o en un campo abierto), tanto la víctima como el socorrista podrían estar en peligro. Si fuera necesario, mueva a la víctima a un lugar más seguro. Es poco usual que las víctimas que hayan sobrevivido la descarga de un rayo tengan algún hueso roto (lo que podría causar parálisis o hemorragias con complicaciones graves), a no ser que se hayan caído de un lugar alto o hayan sido arrojadas por la fuerza de la descarga. Por lo tanto, podría ser seguro mover a la víctima a fin de minimizar la posibilidad de que siga expuesta al peligro de los rayos.
  3. Imagen de la víctima de un rayo a quien le toman el pulso en la arteria carótida Responda
    Los rayos frecuentemente causan ataques al corazón.
    Fíjese si la víctima está respirando y si le late el corazón. El mejor lugar donde se puede tomar el pulso es la arteria carótida, que se encuentra en el cuello directamente debajo de la mandíbula, como se muestra en la imagen.
  4. Reanime
    Si la víctima no está respirando, comience inmediatamente a darle respiración boca a boca. Si la víctima no tiene pulso, comience también a hacer compresiones cardiacas (RCP, reanimación cardiopulmonar). Siga con la reanimación cardiopulmonar hasta que llegue ayuda. Si hace frío y está húmedo, podría ayudar a reducir la hipotermia (temperatura corporal anormalmente baja) si coloca una capa de aislamiento entre la víctima y el suelo.

RECORDATORIO IMPORTANTE: Los rayos también pueden causar otras lesiones como quemaduras, shock y, a veces, traumatismo cerrado. Trate cada una de estas lesiones con primeros auxilios básicos hasta que llegue ayuda. No mueva a las víctimas que estén sangrando o parezcan tener huesos rotos.

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias

Ir Arriba