CDC en inglés

Búsqueda

Lo que necesita saber en caso de un corte inesperado de la electricidad

En esta página:

Idiomas

CDC le ofrece las siguientes sugerencias para ayudarle a prepararse para los apagones repentinos y aprender a lidiar con ellos.

Seguridad de los alimentos

Se puede consumir la comida del refrigerador o congelador si el apagón dura menos de 2 horas. Durante el apagón, mantenga las puertas del refrigerador o congelador cerradas el mayor tiempo posible para mantener los alimentos fríos por más tiempo.

Si el apagón dura más de dos horas, siga estas directrices:

Para leer las directrices sobre recongelar alimentos cuando se reanuda el suministro eléctrico, visite la página sobre Seguridad de los alimentos y servicio de inspección en “Cómo mantener los alimentos sanos durante una emergencia.”

Las siguientes son fuentes de información adicional sobre cómo prepararse para emergencias y determinar si sus alimentos pueden ser consumidos después de una interrupción del suministro eléctrico:

Agua potable

Durante un apagón, los sistemas de purificación de agua podrían no funcionar por completo. El agua segura para beber, cocinar y para la higiene personal es el agua embotellada, hervida o tratada. Su departamento de salud local o estatal puede hacer recomendaciones específicas para hervir o tratar el agua en su zona. A continuación presentamos algunas reglas generales relacionadas con el agua para beber, cocinar y para la higiene personal:

Recuerde:

Use una solución blanqueadora para enjuagar los recipientes antes de volverlos a usar. Use con precaución los tanques y otros recipientes para almacenar agua. Por ejemplo, los tanques cisterna y los recipientes o botellas usadas anteriormente pueden estar contaminados con microbios o productos químicos. No confíe en métodos que no han comprobado su capacidad para descontaminar el agua.

Trastornos relacionados con el calor y cómo prevenirlos

Cuando hay un apagón durante el verano, el calor puede convertirse en un problema. La mayoría de los trastornos son causados por la deshidratación. Nuestros cuerpos pierden agua a través del sudor, y el agua perdida debe ser reemplazada de forma continua. Los jóvenes, los ancianos, aquéllos con enfermedades crónicas y las personas confinadas a sus casas corren mayor riesgo de sufrir trastornos relacionados con el calor.

Las personas que trabajan en climas calurosos podrían estar en riesgo cuando el apagón ocasiona la pérdida del aire acondicionado en sus oficinas, fábricas u otros lugares de trabajo.

Todas las muertes relacionadas con el calor pueden prevenirse. CDC recomienda que las personas que enfrenten altas temperaturas por períodos prolongados tomen las siguientes precauciones para prevenir trastornos o lesiones relacionadas con el calor:

Si se siente mareado, débil o muy acalorado, desplácese a un lugar fresco, siéntese o recuéstese, beba agua, y lávese la cara con agua fresca. Si no se recupera pronto, procure atención médica urgente.

La insolación es el trastorno más grave relacionado con el calor y ocurre cuando el cuerpo no puede regular la temperatura. Cuando se padece de insolación, la temperatura corporal aumenta rápidamente, el sistema sudoríparo falla y el cuerpo no puede enfriarse. La temperatura corporal podría aumentar hasta los 106°F o más en 10 a 15 minutos. La insolación puede ocasionar la muerte o incapacidad permanente si no se procura un tratamiento de emergencia.

Entre los síntomas de insolación se incluyen los siguientes:

Si sospecha que alguien ha sufrido una insolación, siga estas instrucciones:

Para mayor información sobre trastornos relacionados con el calor y sus tratamientos visite el sitio Web del CDC en Calor extremo.

Las siguientes son fuentes de información sobre cómo prepararse para el calor extremo y los apagones.

Primeros auxilios en caso de descarga eléctrica

Si piensa que alguien ha sido electrocutado siga estos pasos:

  1. Primero mire. No toque. Puede que la persona todavía esté en contacto con la fuente eléctrica. Si toca a la persona, ésta podría pasarle la corriente eléctrica a usted.
  2. Llame o pida a alguien que llame al 911 o al servicio médico de emergencia.
  3. De ser posible, desconecte la fuente de electricidad. De lo contrario, coloque la fuente lejos de usted y de la persona afectada utilizando un objeto aislante de cartón, plástico o madera.
  4. Una vez que la persona esté fuera del alcance de la fuente eléctrica, chequee su respiración y el pulso. Si alguno de estos se ha detenido o parece estar peligrosamente lento o débil, comience la resucitación cardiopulmonar (RCP) de inmediato.
  5. Si la persona parece estar por desmayarse, está pálida o muestra otros signos de conmoción, recuéstela con la cabeza ligeramente más baja que el tronco y con las piernas elevadas.
  6. No le toque las quemaduras, ni le quite la ropa quemada y evite romperle las ampollas. La descarga eléctrica puede ocasionar quemaduras internas, de modo que debe asegurarse de que la persona sea atendida por un médico.

Riesgos de las líneas eléctricas y los vehículos

Si una línea eléctrica cae sobre su vehículo, usted debe permanecer dentro del mismo ya que ese es el lugar más seguro. Avise a la gente que no deben tocar el vehículo ni el cable. Llame o pida a alguien que llame a la compañía de electricidad local y a los servicios de emergencia.

El único caso en que usted debe considerar salir de un vehículo que esté en contacto con un cable derrumbado es si el vehículo se incendia. Abra la puerta. No salga del vehículo puesto que podría electrocutarse. En lugar de ello, salte sin tocar el vehículo hasta llegar al suelo. Una vez fuera del vehículo, aléjese arrastrándose hasta una distancia de por lo menos 50 pies, manteniendo los dos pies en el suelo.

Al igual que en cualquier emergencia relacionada con una línea eléctrica, llame al 911 para pedir ayuda de inmediato o a la oficina principal de su compañía deelectricidad.

No trate de ayudar a otra persona en un vehículo mientras usted está parado sobre el suelo.

Seguridad en el trabajo al reanudarse el servicio eléctrico

Cuando se reanuda el servicio eléctrico después de un apagón, las personas que se encuentran en sus lugares de trabajo podrían correr el riesgo de sufrir lesiones eléctricas o traumatismos a medida que la corriente pasa por las líneas eléctricas y comienzan a funcionar las instalaciones. CDC recomienda que los empresarios y los empleados estén conscientes de dichos riesgos y tomen medidas de protección si están en contacto o cerca de líneas eléctricas, componentes eléctricos o partes movibles de maquinarias pesadas. Podrá encontrar mayor información sobre seguridad en caso de problemas eléctricos en www.cdc.gov/niosh/injury/traumaelec.html (en inglés).

Preparación para una emergencia

CDC recomienda preparar un plan de emergencia en el que se incluya un paquete de provisiones para casos de catástrofes. En dicho paquete se debe incluir suficiente agua, alimentos deshidratados y enlatados, y suministros de emergencia (linternas, baterías, botiquín de primeros auxilios, medicamentos de venta bajo receta y un termómetro digital) para por lo menos 3 días. Utilice linternas y faroles portátiles con pilas en lugar de velas, lámparas a gas o antorchas (para disminuir el riesgo de incendio). Podrá encontrar mayor información sobre planes de emergencia y paquetes de provisiones en www.ready.gov (en inglés).

Impacto de los apagones en el almacenamiento de vacunas

Los apagones conllevan implicaciones importantes en cuanto al almacenamiento de las vacunas. La siguiente información del Programa Nacional de Inmunización de CDC debería servir de guía en caso de presentarse problemas con el almacenamiento de las vacunas: www.cdc.gov/nip/news/poweroutage.htm (en inglés).

Esta página fue modificada el 11 de septiembre de 2004

Página principal

“Gente segura, saludable”
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 1600 Clifton Rd, Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) •  888-232-6348 (TTY)  •  Pregunta con CDC-INFO